Cómo leer un oxímetro de pulso

Los oxímetros de pulso son dispositivos que se utilizan para medir indirectamente la cantidad de oxígeno en la sangre, midiendo una cantidad conocida como saturación de oxígeno, o de SpO2. SpO2 es una medida del porcentaje de moléculas de hemoglobina unidas al oxígeno. La hemoglobina es la proteína principal que transporta el oxígeno en la sangre, y cambia de color cuando se une al oxígeno. Por lo tanto, mediante el uso de sensores que detectan los cambios de color en la sangre debido al movimiento de hemoglobina unida a oxígeno, los oxímetros de pulso pueden determinar la cantidad de oxígeno en la sangre, lo cual es útil para medir la función respiratoria de un paciente.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Localiza la lectura de SpO2. Esta lectura se puede encontrar en la lectura digital del oxímetro de pulso y se da como un porcentaje, a menudo entre 90 y 100%. La ubicación exacta puede variar, dependiendo del tipo de oxímetro en uso, como se indica en los manuales de usuario para el oxímetro de pulso FP300C y los oxímetros Serie R de Zoll. Algunos oxímetros también tendrán una barra que indican la intensidad de la señal, la cual es una medida de la intensidad de la señal que el sensor está generando; una alta fuerza de señal es menos propensa a errores. Normalmente, los pacientes tendrán niveles de SpO2 entre 96 y 99%, de acuerdo con Konica Minolta Sensory Incorporated. Los niveles por debajo del 90% son indicativos de insuficiencia respiratoria aguda. Sin embargo, el rango normal puede variar de paciente a paciente y los pacientes pueden tener un nivel de SpO2 por debajo del 90% y no sufrir de problemas respiratorios.

  2. Identifica la frecuencia del pulso. Los oxímetros de pulso suelen medir la frecuencia del pulso del paciente. Esto se muestra como un número de dos o tres dígitos. A menudo, se muestra junto con una forma de corazón o las letras BPM, las siglas en inglés para "latidos por minuto" (beats per minute).

  3. Busca cualquier otra medición sobre la pantalla. Algunos oxímetros de pulso, tales como la serie R de Zoll, también muestran la ECG y el pletismograma de un paciente. La ECG, que mide la actividad eléctrica que genera el corazón cuando late, se puede utilizar para monitorear la función cardíaca e identificar las arritmias. Un pletismograma, por otro lado, muestra los cambios en la cantidad de oxígeno en la sangre que se producen con cada latido.

Más galerías de fotos



Escrito por adam cloe | Traducido por gerardo núñez noriega