Cómo leer las notas en un diario de un adolescente

Cuando piensas que hay algo que tu hijo no te está diciendo, es tentador utilizar métodos furtivos para obtener la información que deseas. Sin embargo, antes de espiar el diario de tu hijo, piensa en lo que podría significar para él. Un buen padre sabe cómo darle a su adolescente una medida de privacidad, usando la comunicación y las habilidades de observación para saber qué es lo que sucede realmente. Piensa dos veces antes de leer el diario de tu hijo y si lo haces, asegúrate de hacerlo con sensibilidad.

Nivel de dificultad:
Moderado

Instrucciones

  1. El comportamiento puede decir más que mil palabras.

    Pregúntale a tu hijo adolescente antes de leer las notas de su diario. Una lectura sin permiso podría ser vista como una traición, advierte Karyn Gordon en su libro, "Dr. Karyn's Guide to the Teen Years: Understanding and Parenting Your Teenager". Si quieres que tu hijo confíe en ti, tendrás que presentar el mismo comportamiento, lo que significa no espiarlo. Pregunta primero y observa su reacción, su comportamiento puede ser más elocuente que las palabras en las páginas de su diario.

  2. Pídele a tu hijo que inicie un blog para catalogar sus sentimientos si no se siente cómodo compartiendo su diario contigo. Un blog actúa como un diario en línea y tu adolescente amante de la tecnología podría sentirse más cómodo compartiendo sus cosas allí. Incluso puedes hacer que el blog sea privado, de manera que sólo tu hijo y otras personas importantes tengan acceso a sus entradas.

  3. Un diario compartido es una manera de romper las barreras verbales y fortalecer la relación entre padre e hijo.

    Introduce un diario compartido entre tú y tu hijo. Esto funcionará bien si tu hijo y tú tienen problemas para comunicarse verbalmente. Un diario compartido es aquel en el cual ambos comparten pensamientos y sentimientos entre sí. Puedes hacer preguntas, escribir una nota rápida y compartir junto a tu hijo como una manera de romper las barreras verbales y fortalecer la relación entre ustedes.

  4. Está atento a los indicios de un posible problema antes de espiar en el diario de tu hijo. Hacerte amigo de él en Facebook y ver lo que publica y cómo interactúa con otras personas puede ser indicativo de sus intereses, pensamientos y estado de ánimo. O bien, comunícate con tu hijo verbalmente y hazle preguntas que requieran algo más que un sí o un no para conocerlo mejor sin la necesidad de leer sus pensamientos.

  5. Mantén la calma si decides leer el diario de tu adolescente sin su permiso, advierte el Dr. Ava Siegler en "Ladies 'Home Journal". Una reacción exagerada a lo que lees, ya sean conductas de riesgo, escritos acerca de la sexualidad o simplemente pensamientos al azar, harán que tu hijo se sienta aún más dolido, ya que primero has traicionado su confianza y luego reaccionado con dureza a sus escritos privados. Por el contrario, utiliza la información en el diario como un catalizador para la discusión sin revelar que has leído su diario, y no lo vuelvas a hacer.

Más galerías de fotos



Escrito por kay ireland | Traducido por maría florencia lavorato