Cómo leer movimientos para boxeo

Las habilidades de boxeo se parecen mucho a un juego de ajedrez de rápidos movimientos. Tienes que estar listo para defenderte al mismo tiempo que estás buscando sacar una reacción de tu oponente. Leer los movimientos de tu oponente puede no ser siempre fácil, pero identificar ciertas señales y mantener el estado mental correcto puede ayudarte a ver lo que puede estar viniendo.

Concentración

Saber dónde mirar a durante la pelea puede ser clave en saber lo que está viniendo. Mantener tu concentración en la masa central del pecho proporciona una foco neutral que te permite ver el movimiento de casi cualquier cuadrante del cuerpo. Tu visión periférica puede detectar cualquier movimiento iniciado desde los hombros o las caderas e incluso los pies dependiendo de tu posicionamiento. Mantener tu concentración alerta y mantener tu cuerpo relajado te ayuda a leer y estar listo para contrarrestar lo que sea que veas venir.

Parte superior del cuerpo

El movimiento en los hombros de tu oponente puede ser un buen indicador de lo que están preparando para lanzar. Los luchadores a menudo conducen un golpe con su hombro si aún no han aprendido a ocultarlo. Observa si hay movimiento en cualquiera de los hombros para saber de qué lado puede venir un golpe. La tensión general en el oponente también puede ser un buen indicador de que pueden estar a punto de tirar algo; una razón más para mantenerte relajado en todo momento.

Parte inferior del cuerpo

Las caderas pueden contar una historia de la misma manera que lo hacen los hombros. Una cadera que comienza a girar es una buena señal de que algo viene desde ese lado. Un buen golpe siempre comienza en los pies y encuentra potencia en la rotación de la cadera, así que ver el movimiento de las caderas usualmente indica que está por levantarse el brazo. De manera similar, ver los cambios sutiles en el peso y el centro de gravedad en los pies de tu oponente pueden ser indicadores que están preparando un giro. Los luchadores tienden a preparar y empujar con su cuerpo momentos antes de un golpe y esta preparación puede verse en los pies, piernas y la tensión general en el cuerpo. Mantener tus ojos en la masa central te permitirá ver estos signos de advertencia desde todas las partes del cuerpo.

Siéntelos

Muchos luchadores pueden haber aprendido a ocultar los signos más obvios. A veces la única manera de leer lo que tu oponente va a hacer es "sentirlo". Lanza un jab suave y observa cuál es su respuesta instintiva. Lanza una combinación uno-dos y observa cuál es su golpe de respuesta para esto. Si puedes empezar a predecir lo que lanzará en respuesta, puedes bloquear lo que sabes que está viniendo y tener una respuesta correcta propia que puede dar en el clavo. Mantener tu concentración y mantenerte relajado te ayudará a ver y responder rápida y apropiadamente a cualquier cosa que leas en tu oponente.

Más galerías de fotos



Escrito por jullie chung | Traducido por mariano abrach