Lecitina y embarazo

La lecitina, una sustancia presente en las membranas celulares de todos los seres vivos, contiene ácidos grasos, fosfátidos y compuestos fosfóricos. Aunque los suplementos de lecitina se utilizaron como opción de tratamiento para varias afecciones de salud, aún falta evidencia científica sobre la seguridad de este suplemento durante el embarazo. Consulta el uso de lecitina y otros suplementos dietarios con tu médico si estás embarazada.

Identificación

La lecitina, un material lipídico, contiene una variedad de compuestos, como ácidos grasos, triglicéridos e hidratos de carbono. La fosfatidilcolina, un componente importante de las membranas celulares, suele ser la responsable de las propiedades medicinales de la lecitina. La lecitina se divide en colina, sustancia que el cuerpo utiliza para producir acetilcolina, una sustancia química necesaria para el funcionamiento apropiado del cerebro. La lecitina, presente de forma natural en alimentos que contienen abundantes proteínas, como soja, huevos, productos lácteos y carne, se fabrica a partir de productos de soja para crear suplementos dietarios.

Beneficios posibles

Quienes respaldan la lecitina aseguran que el uso frecuente de los suplementos dietarios contribuye con el tratamiento de los niveles elevados de colesterol, con la enfermedad de Alzheimer, la pérdida de peso, la ansiedad y la enfermedad hepática. Kelly Bonyata, consultora de lactancia certificada, indica que una dieta con gran cantidad de lecitina puede ayudar a las madres en período de lactancia que experimentan la obstrucción recurrente de los conductos, pero aún se necesita mayor investigación para respaldar esta afirmación. Aún no se conoce demasiado sobre los beneficios de la lecitina directamente relacionados con el embarazo o el desarrollo fetal.

Efectos secundarios

El uso regular de suplementos de lecitina puede generar determinados efectos secundarios. Las dosis elevadas de lecitina pueden causar vómitos, diarrea, dolor de cabeza, problemas gastrointestinales, aumento de peso o irritación dérmica. El suplemento también puede generar una reacción alérgica severa que reduce la presión arterial de la mujer embarazada y afecta el suministro sanguíneo y los niveles de oxígeno en el útero. Si experimentas síntomas de una reacción alérgica grave, incluso dificultad para respirar, urticaria, sensación de cierre en la garganta o inflamación del rostro, busca atención médica de inmediato. Aún los efectos de los suplementos de lecitina sobre el desarrollo fetal se desconocen.

Advertencia

En general, la lecitina dietaria se considera segura para consumir durante el embarazo. Sin embargo, los suplementos de lecitina pueden ser poco seguros debido a la falta de investigación científica sobre la seguridad y eficacia de estos productos en el desarrollo del feto. Estos suplementos podrían adquirir toxinas y contaminantes poco seguros durante el proceso de fabricación. Si estás embarazada, siempre debes consultar con tu partera u obstetra antes de consumir cualquier tipo de suplemento dietario.

Más galerías de fotos



Escrito por adrienne weeks | Traducido por vanesa sedeño