Lechuga y dolor de estómago

Debido a que la lechuga es una comida tan suave, puede parecer improbable que pueda causar dolor de estómago. Sin embargo, la lechuga es considerada un alimento que forma gases. Comer esta hoja incrementa tus probabilidades de desarrollar hinchazón, dolor por gases y eructos. Otras causas probables de dolor de estómago por comer lechuga incluyen intoxicación alimenticia, alergia al alimento y síndrome de intestino irritado. Una evaluación de tu proveedor de atención médica te dará un diagnóstico clínico de tu enfermedad y opciones de tratamiento eficaces.

Dolores por gases

La razón más común para el dolor en el estómago después de comer lechuga es el dolor por gases. Los dolores por gases se desarrollan cuando bolsas de gas se quedan atrapadas en tu sistema digestivo. Los dolores por gases pueden causar dolores sordos o dolores agudos e intensos que van y vienen. Si eres propenso a los gases, evita el consumo de lechuga y otros alimentos que forman gases, como los frijoles, la col, la coliflor, el brócoli, las bebidas gaseosas, las peras, las manzanas y los duraznos. Los dolores por gases son aliviados al tener una evacuación intestinal, pasar gas o eructar.

Intoxicación alimenticia

Si desarrollas dolor de estómago que persiste y aumenta en severidad, puedes tener una intoxicación alimenticia. La producción es una fuente común de intoxicación alimenticia, especialmente si no lavas adecuadamente la lechuga antes de ingerirla. La intoxicación se produce cuando se ingiere lechuga que está contaminada con organismos infecciosos, como bacterias, parásitos o virus, de acuerdo con MedlinePlus. El tratamiento más eficaz para la intoxicación alimenticia es el descanso y el aumento de la ingesta de líquidos. Los síntomas, que duran de uno a 10 días, pueden incluir vómito, diarrea y dolor abdominal severo.

Alergias a alimentos

Una alergia a la lechuga es poco probable, pero puedes tener una reacción alérgica a uno o más de los alimentos que comes con ella. La lechuga suele consumirse con otras verduras y aderezo. De acuerdo con el University of Maryland Medical Center, los tomates, las fresas, la leche, la soya, el trigo, las nueces, el maní y el pescado son alimentos altamente alergénicos. La mayoría de los aderezos para ensaladas contienen uno o más de estos alergénicos comunes. Si tienes una alergia a alimentos conocidos, lee la etiqueta del producto antes de ingerir el aderezo.

Síndrome del intestino irritable

Los alimentos afectan a las personas con síndrome de intestino irritable en formas diferentes. No todo el mundo tiene los mismos alimentos desencadenantes. Si has sido diagnosticado con IBS (por sus siglas en inglés) y te das cuenta de que el consumo de lechuga desencadena tus síntomas, habla con tu médico y evita el consumo de lechuga. El IBS es un trastorno digestivo que no se entiende completamente por la comunidad médica, y causa diarrea crónica, estreñimiento o ambos.

Más galerías de fotos



Escrito por diane marks | Traducido por mariana perez