¿Puede la leche de soja causar síntomas de intolerancia a la lactosa?

Entre 30 y 50 millones de estadounidenses tienen intolerancia leve o severa a la lactosa, una condición que causa síntomas digestivos entre 30 minutos y 2 horas después de haber consumido productos lácteos, según un informe de 2009 de Clevelan Clinic. Aunque algunos infantes exhiben síntomas de intolerancia a la lactosa, muchos pacientes desarrollan esta condición cuando son grandes o después de una lesión o cirugía en los intestinos. Sin importar la etiología, sin embargo, los síntomas se producen solo después de haber ingerido alimentos que contienen lactosa.

Lactosa

La lactosa, principal azúcar de la leche, se encuentra naturalmente en los productos lácteos como la crema, la leche y el queso. El contenido de grasa en estos productos no afecta la cantidad de lactosa. Como los productos lácteos son usados en muchos alimentos procesados, la gente con intolerancia a la lactosa debe leer cuidadosamente los envases para determinar si el producto contiene ingredientes lácteos. Busca ingredientes como manteca, leche evaporada, leche condensada, suero de leche, caseína, leche en polvo, nata montada, chocolate con leche y caramelo. Los alimentos horneados, incluyendo pan, waffles, bizcochos, galletas, tortas, panqueques y muffins, contienen lactosa, como así también muchos postres, golosinas, mezclas para hacer tortas, salsas con queso para espaguetis, mezclas de macarrones con queso y carnes procesadas.

Intolerancia a la lactosa

El cuerpo necesita una enzima llamada lactasa para digerir la lactosa. Una persona que no produce suficiente lactasa no puedes digerir la lactosa correctamente, así que las bacterias presentes en el intestino grueso degradan los alimentos produciendo gases, diarrea, hinchazón y dolores abdominales. Algunos pacientes con intolerancia a la lactosa experimentan síntomas leves, mientras que otros tienen problemas severos. Quienes sufren de intolerancia leve pueden manejar sus síntomas comiendo cantidades menores de productos lácteos, mientras que los que son más sensibles necesitan eliminar completamente los lácteos de su dieta.

Leche de soja

La leche de soja no contiene ningún tipo de producto lácteo y, en consecuencia, no tiene lactosa. En cambio, está hecha con una fuente vegetal libre de lactosa: la soja. Después de la cosecha, los granos de soja son presionados en agua filtrada, eliminando la fibra insoluble y, en algunos casos, se agregan vitaminas, minerales y saborizantes de vainilla o chocolate. Algunos fabricantes agregan azúcar u otro edulcorante.

Consideraciones

Como la leche de soja no contiene lactosa, no puede causar síntomas de intolerancia como los gases, hinchazón, diarrea o dolor abdominal. Sin embargo, los consumidores deben saber que los niños y adultos puede desarrollar alergia a la soja. Los síntomas de esta alergia incluyen cosquilleo en la boca, urticaria, picazón o eczema; hinchazón de la cara, lengua, garganta y labios; ronquido, pérdida de agua por la nariz y problemas para respirar; y mareos y desmayos. Rara vez, se puede producir una reacción anafiláctica que comprime las vías respiratorias, compromete la respiración y pone al paciente en shock.

Más galerías de fotos



Escrito por marcy brinkley | Traducido por mariana palma