¿Cómo saber si la leche materna esté en mal estado?

La leche materna ofrece numerosos beneficios a tu bebé, desde un sistema inmune mejorado hasta un nivel de coeficiente intelectual más alto. Proporciona los nutrientes esenciales para la función cerebral que mejora el desarrollo cognitivo. La leche materna es más fácil de digerir que la fórmula, que contiene proteínas de la leche de vaca a las que tu bebé debe adaptarse. Si bombeas la leche materna extra para almacenarla, sigue las directrices para su almacenamiento para no desperdiciarla.

Recipientes de almacenamiento

Después de bombear o extraer la leche materna, pon la fecha en el contenedor antes de guardarlo. La leche materna se puede almacenar en biberones limpios con una parte superior hermética o en un bolsa para congelar de cierre hermético destinada para el almacenamiento de leche humana. Evita los envases que puedan producir una fuga o derrame, tales como bolsas de plástico de almacenamiento normales.

Guías de almacenamiento

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, la leche materna a temperatura ambiente se puede almacenar de seis a ocho horas. Trata de mantener los recipientes lo más frescos posibles para evitar que la leche materna se eche a perder. La leche materna almacenada en una bolsa fresca aislada puede mantenerse durante 24 horas antes de ser eliminada. Coloca compresas de hielo en contacto con los envases y limita la apertura de la bolsa de frío tanto como sea posible. Idealmente, la leche materna refrigerada puede ser almacenada durante cinco días. Los recipientes deben ser colocados en la parte posterior del cuerpo principal del refrigerador.

Guías de congelado

Si congelas la leche materna, deja por lo menos 1 pulgada (2,5 cm) de espacio entre la leche y la parte superior del recipiente para permitir que la leche se expanda. La leche materna se debe almacenar en la parte posterior del congelador donde la temperatura es más constante. En un congelador de cofre o vertical profundo, la leche materna se puede almacenar de 6 a 12 meses. Si tu refrigerador tiene puertas separadas, la leche materna se puede almacenar de 3 a 6 meses. Si tienes un refrigerador con el congelador como un compartimento interior, la leche materna sólo debe ser almacenada durante dos semanas.

Determinar si la leche materna está en mal estado

Si la leche materna se ha almacenado más tiempo de lo que las directrices recomiendan, debe ser desechada. Recuerda que toda la leche materna no se va a ver igual, ya que varía en color. Si la grasa en la leche materna se separa durante el almacenamiento, agita el envase y la grasa se mezclará con la leche. La leche materna a veces puede saber u oler jabonosa; la grasa también se puede romper durante el almacenamiento, provocando este olor. Ten en cuenta que todavía es segura para el consumo cuando esto sucede. La leche en mal estado huele agria y no debe ser consumida.

Más galerías de fotos



Escrito por rebecca slayton | Traducido por susana lópez millot