Leche y flatulencia

La leche es una causa común de flatulencia, una condición asociada con las liberaciones acústicas y olorosas de gas del cuerpo. Algunas de las personas que experimentan flatulencia después de beber leche puede tratar de evitar esta bebida, pero la eliminación por completo de la misma de tu dieta generalmente no es necesario. Algunos individuos pueden tolerar 8 oz. de leche sin ningún problema.

Los hechos

La flatulencia producida por la leche ocurre en individuos que carecen de lactasa, una enzima necesaria para la digestión de la lactosa de la leche. Según la Office of Dietary Supplements, muchos afro-americanos y asiáticos tienen deficiencia de lactasa, y un pequeño porcentaje de las personas de raza blanca les falta esta enzima. La cantidad de lactasa en el cuerpo disminuye con la edad.

Significado

La flatulencia puede ser una angustiosa experiencia, en especial si los síntomas incluyen dolor y distensión abdominal. Según el National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases, la distensión del abdomen causada por hinchazón abdominal puede ser un síntoma de cáncer de colon, o enfermedad de Crohn. El dolor en la zona abdominal es a veces un signo de enfermedad del corazón. Mucho menos preocupante es el consumo de leche. Aunque la distensión abdominal intensa y el dolor deben llevar a la atención de un médico, es importante que sepas que es común que la leche produzca flatulencia.

Identificación

La leche contiene un azúcar natural reconocido como lactosa. Algunas personas son intolerantes a la lactosa. Según la Office of Dietary Supplements, la intolerancia a la lactosa produce flatulencia, cuyos síntomas incluyen eructos y gases por el ano. El gas que es expulsado del cuerpo a menudo huele a azufre, pero este tipo de gas a veces puede no tener olor.

Consideraciones

Aunque la leche puede ser sospechosa en un caso de flatulencia, otros alimentos también la causan. Antes de echarle la culpa a la leche, considera los alimentos gaseosos como frijoles, brócoli, repollo, coles de Bruselas, cebollas, alcachofas, espárragos, peras, manzanas, melocotones, trigo integral, salvado y bebidas de frutas como la causa de la flatulencia. Algunos de estos alimentos pueden crear más gas que otros.

Prevención/solución

Toma nota de cuando bebes leche y cuando tienes gas. Anota el número de veces al día que eructas o pasa el gas por el ano. Ten en cuenta que de 14 a 23 apariciones de gas que pasen en un día es común y no es un indicio de un problema de salud. Si piensas que la leche es la causa, tomar menos leche puede ayudar. Consumir leche con la comida también puede ayudar. La lactasa de venta sin receta, una enzima, es otra opción. Otra solución es beber leche producida para las personas que son intolerantes a la lactosa. Para estar seguro de que la flatulencia no es el síntoma de una condición médica, consulta con tu médico, sugiere el National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases

Más galerías de fotos



Escrito por grace covelli | Traducido por marcela carniglia