¿La leche contiene proteína?

La leche y productos lácteos son una buena fuente de proteínas y también contienen muchos otros valiosos nutrientes, incluyendo calcio, potasio y magnesio. Dado que la leche es a menudo fortificada con vitaminas A y D, puede ser una buena fuente de estos nutrientes también. Bebe leche baja en grasa o sin grasa, si estás en una dieta de calorías limitadas.

Tipos de proteína

La leche contiene dos tipos principales de proteínas, caseína y suero. Las proteínas de caseína cuajada se forman cuando se añade ácido a la leche, un paso importante en el proceso de elaboración del queso. La caseína constituye más del 82% de las proteínas que se encuentran en la leche de vaca. Las proteínas del suero son las que se encuentran en la porción líquida de la leche que queda después de que se ha cuajado y colado. Ambos tipos de proteínas son de alta calidad y proporcionan aminoácidos esenciales para la síntesis de proteínas. La proteína de suero, en particular, es muy fácil de utilizar por el cuerpo. Es una fuente rica en leucina, un aminoácido esencial que interviene en la síntesis de proteína muscular.

Cantidades de proteínas

Una taza de leche sin grasa contiene 8,75 gramos de proteína. A medida que el contenido de grasa de la leche aumenta, el contenido de proteína disminuye ligeramente. Una taza de leche baja en grasa (1% o 2% de grasa de leche) contiene 8.53 gramos de proteína. Una taza de leche entera (3,25% de grasa de leche) contiene 7.69 gramos de proteína. La cantidad diaria recomendada de proteínas para los adultos es de 46 gramos por día para las mujeres y 56 gramos por día para los hombres. Las guías alimentarias recomiendan la elección de leche baja en grasa o sin grasa y productos lácteos para todos los niños de 2 años o más. La leche baja en grasa y sin grasa proporcionará cantidades similares de proteína y otros nutrientes y menos en forma de grasas saturadas y calorías.

Disminución del consumo

Desde la década de 1930, los estadounidenses han estado bebiendo cada vez menos leche. En 1970, el consumo per cápita de leche líquida por habitante fue de 0,96 tazas por día, en 2013, que era de unas 0,61 tazas por día. El consumo de sustitutos de la leche tales como leche de soja, leche de almendras y leche de arroz, por el contrario, han ido en constante aumento. Las ventas minoristas de leches a base de plantas son de más de US$1 mil millones al año. La leche de soja se acerca más a la leche de vaca en su valor nutricional y contiene 6.95 gramos de proteína por taza. La leche de almendras y leche de arroz contienen menos proteínas que cualquier leche de vaca o leche de soja. La leche de almendras contiene aproximadamente 1 gramo de proteína por taza, y la leche de arroz contiene menos de 1 gramo por cada taza.

Proteína de leche vs. proteínas de leche de soja

Consumir alimentos o bebidas con proteínas y la participación en ejercicios de resistencia son los dos ingredientes clave en la construcción de masa corporal magra o masa muscular. Investigadores en Canadá compararon los efectos de las proteínas de la leche de soja y proteínas de leche de vaca en la acumulación de la masa muscular. Ellos encontraron que mientras que el consumo de cualquiera de la leche de soja o leche de vaca, junto con el ejercicio de resistencia, dio lugar a ganancia de masa muscular, las proteínas de la leche de vaca promueven el aumento de la ganancia. Es importante señalar, sin embargo, que se trataba de un solo estudio y sólo incluyó a ocho participantes. Además, el estudio fue apoyado por el U.S. Dairy Council.

Referencias

Más galerías de fotos



Escrito por christine kasum sexton | Traducido por verónica sánchez fang