Leche de coco y alergia a la leche

La alergia a la leche es una de las alergias alimentarias más comunes en los Estados Unidos. Debido a que la leche y otros productos lácteos son ubicuos en la cocina y horneado americanos, los alérgicos con frecuencia se encuentran necesitados de un sustituto de la leche, pero no están seguros si un posible reemplazo como la leche de coco (coconut) es segura para su uso o no.

¿Qué es la leche de coco?

La leche de coco es el resultado de presionar el líquido de la pulpa de coco molida y mezclarlo con agua. Algunas variedades comerciales también incluyen agentes como la goma de guar o xantana para reducir la separación. Los productos comercializados como leche de coco pura no contienen productos lácteos; el término "leche" se refiere al color y la textura del líquido, que se asemeja a la leche entera de vaca o crema, dependiendo de cuánta agua haya sido añadida.

Coco y alergia al lácteo

La alergia al lácteo proviene de una reacción alérgica a una proteína denominada caseína. La caseína está presente en diversos grados en todos los productos de leche de vaca. Las proteínas similares se encuentran en la leche de cabra, así que más del 50% de las personas que son alérgicas a la leche de vaca no toleran la leche de cabra tampoco. Debido a que no contiene productos lácteos, la leche de coco es generalmente una opción segura para los alérgicos a menos que también tengan alergia al coco.

Alergia al coco

Las personas alérgicas a los alimentos son propensas a tener más de una alergia, así que las personas con alergia a la leche siempre deben ser cautelosas al introducir un nuevo alimento. Dicho esto, existen muy pocos casos documentados de alergia al coco. Dentro de esos casos documentados, los investigadores han encontrado dos casos de personas con alergia a la nuez que también eran alérgicos al coco. Por esta razón, la Food and Drug Administration clasifica al coco como un fruto seco para los fines del etiquetado, aunque es en realidad una fruta.

Productos con sabor a coco

Desafortunadamente, todos los productos de coco no están creados iguales. Revisa cuidadosamente los ingredientes cuando compras comida si tienes alergia a la leche. Los productos aparentemente inocuos como la leche de coco deshidratada en polvo o bebidas con sabor a coco pueden contener productos lácteos. Los aditivos alimentarios comunes que contienen disparadores ocultos de la alergia a los lácteos incluyen suero, sólidos de leche y caseinato de sodio. Un producto puede haber sido producido en un equipo que también produce productos lácteos, dando lugar a la contaminación cruzada. En caso de duda, ponte en contacto con el fabricante y pregúntale.

Más galerías de fotos



Escrito por rachel steffan | Traducido por marcela carniglia