Lecciones de la escuela dominical para el cristiano adolecente

Menos adolescentes asisten a escuela dominical hoy que en el año 1997, según un estudio de julio de 2010 del grupo Barna, una organización de investigación que estudia la fe y las prácticas espirituales en América. Para que tu hijo adolescente esté interesado en las lecciones de la escuela dominical, puedes hacer las lecciones más relevantes para su vida y actividades que sean importantes para ella, como la oración, el estudio de la Biblia y el servicio.

¿Qué es la adoración?

Los adolescentes quieren tener una conexión con Dios, de acuerdo a un estudio de octubre de 2007 del Grupo Barna, acerca de lo que los adolescentes quieren en una iglesia. Tu hijo puede explorar diferentes formas de culto, como la música de alabanza y adoración, la oración, la danza litúrgica, servicios de adoración interactivos y la meditación personal para descubrir qué elementos le ayudan a sentir una conexión personal con Dios. Los pasajes de la Biblia pueden incluir los Salmos 136:1-9 acerca de la majestad de Dios, El Salmo 139 donde David habla de cómo Dios conoce a cada persona; el Salmo 150 que habla de alabar a Dios, y 2 Samuel 6:12-19 donde David danza en honor a Dios. Pregúntale a tu hijo para hablar de lo que siente que falta en su actual experiencia de adoración y le permita aportar ideas para cambiar la forma en que él adora.

Compartiendo la fe

Los adolescentes son menos propensos a compartir su fe hoy de lo que eran en 2007, de acuerdo con el estudio de julio de 2012 de Barna, sobre las prácticas de fe de los adolescentes. Pon en práctica las lecciones de escuela dominical incluyendo demostraciones y representaciones para ayudar a los adolescentes a compartir su fe. Utiliza distintas herramientas como extracto del Evangelio, la vía romana de las Escrituras o bien pide a tu hijo que hable de cómo Dios ha hecho una diferencia en su vida. Las librerías cristianas suelen tener varios tratados evangelísticos con los que tu hijo puede experimentar para dar testimonio. Para la vía romana utiliza versos del libro de los Romanos, del Nuevo Testamento, para ayudar a alguien a entender la necesidad de la salvación personal y cómo llegar allí. El testimonio personal podría ser la mejor herramienta para compartir la fe de tu hijo, ya que es personal, puede adaptarlo según sus necesidades ya que su historia es única.

Toma decisiones piadosas

Los adolescentes se enfrentan a muchas tentaciones y deben tomar decisiones cada día acerca de si para vivir una vida santa o no. Las lecciones de la escuela dominical pueden mirar a las tentaciones que los adolescentes enfrentan, como el sexo prematrimonial, drogas y alcohol, las relaciones familiares, problemas académicos, uso de los medios sociales y la elección de un plan para su vida. Tu hijo puede discutir cómo aplicar la Regla de Oro, que se encuentran en Mateo 07:12, a las relaciones con los demás. Otras escrituras a considerar incluyen Gálatas 5:16-26 y Romanos 8:1-14 que contienen pautas para una vida piadosa.

Servicio cristiano

La Biblia contiene muchos versículos que animan a los creyentes a participar en el servicio cristiano. Crear clases de escuela dominical que incluyan discusiones de los versos del servicio cristiano como 1 Pedro 4:10-11, Marcos 10:44-45 y Mateo 20:28. Tu hijo puede discutir ideas para el servicio cristiano, individualmente y con otros adolescentes o como un proyecto familiar.

Más galerías de fotos



Escrito por kathryn rateliff barr | Traducido por rafael ernesto díaz