Lecciones bíblicas para adolescentes sobre el amor que siente Jesús por ti

La Biblia contiene numerosos versos sobre el amor de Dios por sus hijos y su motivación de enviar a Jesús para que todos los que creyeren puedan ver Su gran amor a través del ejemplo de Jesús. Puedes enseñarle a los adolescentes lo mucho que Jesús los ama al estudiar los pasajes bíblicos sobre el ejemplo amante de Jesús.

Jesús refleja el amor de Dios

En Juan 1:1-14, Juan escribió que Jesús es un Dios hecho hombre. En Juan 3:16-17, Juan escribió que Dios amó tanto al mundo que envió a Jesús para que salve a todos y todos conozcan de su amor. Jesús amó tanto a la humanidad que estaba dispuesto a morir en una cruz para reconciliar al hombre con Dios a través de él mismo, aún sabiendo que sería una muerte atroz y cruel. Según Mateo 26:39-46, él oró tres veces por otra forma de sacrificar su vida, pero permitió que lo arrestaran, que fuera sentenciado y crucificado. Pregúntale a los adolescentes, ¿Cuántas personas estarían dispuestas a dar la vida por ti? ¿Esa persona lo haría si no estuviera motivada por el amor?

La oración de amor de Jesús

Los adolescentes podrán ver cuando lean las Escrituras que Jesús amaba a sus discípulos, pero puede que no sepan que Jesús oró por ellos como una expresión de su amor antes de morir. Lee junto con ellos Juan 17. Coloquen atención especial al verso 20 en adelante hasta el final del capítulo, en el que Jesús ora por todos aquellos que creerán en él por su muerte y resurrección. Jesús dijo que su sacrificio demuestra que el amor de Dios por la raza huma es tan grande como el amor por Su Hijo –y que eso hará que el mundo ame a Dios con el mismo amor que Jesús tiene por su padre. El capítulo deja muy en claro que la motivación completa de Jesús es el amor a Dios y a la humanidad. Los adolescentes deberían saber que ellos estaban incluidos en la oración de Jesús y su sacrificio fue por ellos también.

Jesús es un reflejo de Dios

En Juan 5:19-20, Juan escribe sobre la aseveración de Jesús que era el representante de Dios. Jesús dice que lo que él hace, es lo que Dios hace, por lo que Jesús ama a cada persona porque Dios también lo hace. Los adolescentes pueden leer el Salmo 23 para descubrir el gran amor de Dios por las personas y compararlo con Juan 10:7-18, donde Jesús dice que él es el Buen Pastor. Pregúntale a ellos, “Si Jesús hace solo lo que Dios hace, ¿qué es lo que te dice el Salmo 23 sobre el amor de Jesús? ¿De qué forma Jesús completa el cuadro con sus palabras en Juan 10:7-18?”. Habla con ellos acerca de cómo el pastor les muestra su amor a las ovejas y compáralo en la forma en que Jesús ama a quien creen en él.

Demostraciones de amor

Jesús realizó muchas demostraciones de amor, de acuerdo a los evangelios. Muéstrale a los adolescentes dos curaciones para que vean cómo Jesús muestra su amor por aquellos que están enfermos, lastimados o en necesidad –la curación de la hija de Jairo y la mujer enferma con flujo de sangre en Marcos 5:21-42. Luego, haz que los adolescentes lean cómo Jesús trató a los niños en Marcos 10:13-16. Por último, lean Marcos 6:30-44 cuando Jesús alimentó a 5.000 personas. Pregúntales a los adolescentes, “¿Cómo cada caso demuestra el amor de Jesús y su compasión? ¿Jesús hubiera hecho alguna de estas demostraciones si no tuviera amor por aquellas personas en las historias? ¿Qué te dice eso del amor de Jesús hacia ti?”

Más galerías de fotos



Escrito por kathryn rateliff barr | Traducido por liz mancilla