L-carnitina y vitamina C

L-carnitina es una molécula orgánica que cumple un papel importante en la regulación del ácido graso y metabolismo energético. También cumple un rol en la prevención del daño celular y las enfermedades. L-carnitina solo se encuentra en las células vivas o que estuvieron vivas. La presencia de la vitamina C es una precondición para su producción.

Fuentes de L-carnitina

L-carnitina es una molécula semi-esencial, lo que significa que tu cuerpo sintetiza la mayoría de la L-carnitina que necesita independientemente de su consumo. Bajo ciertas condiciones, no obstante, la demanda de L-carnitina excede la capacidad del cuerpo para producirla. La L-carnitina restante debe provenir de la carne, aves, pescados y productos lácteos de la dieta. La deficiencia de L-carnitina debido al consumo dietario inadecuado es rara, incluso entre veganos. No obstante, los niños que aún se están desarrollando y las mujeres embarazadas pueden beneficiarse de los suplementos dietarios.

Síntesis

La síntesis de L-carnitina requiere la presencia de seis moléculas diferentes. Dos de ellas son aminoácidos, los cimientos químicos de las proteínas. Las cuatro restantes son hierro, vitamina B6, niacina y vitamina C, también conocida como ácido ascórbico. La vitamina C contribuye a la función de dos enzimas que participan en la biosíntesis de L-carnitina. Las enzimas son tipos especiales de proteínas que facilitan las reacciones químicas. En este caso, convierten el aminoácido lisina en L-carnitina a través de un proceso que abarca una serie de "moléculas intermedias" que unen la grieta.

Efectos

El consumo de vitamina C está muy asociado a la producción y excreción de L-carnitina. Aunque la vitamina C no es el único nutriente necesario para este proceso, su ausencia puede afectar considerablemente a la creación de L-carnitina. Por ejemplo, un síntoma temprano de la deficiencia de vitamina C es la fatiga. Según el Linus Pauling Institute, los expertos piensan que esto puede estar relacionado con una disminución en la síntesis de L-carnitina.

Consumo de vitamina C

Entre las grandes fuentes de vitamina C se incluyen las naranjas, pimientos (peppers), sandías (watermelon), papayas, pomelos (grapefruit), melones (cantaloupe), fresas (strawberries), kiwis, mangos, brócoli, tomates, coles de Bruselas (Brussels sprouts), coliflores (cauliflower), repollos (cabbage) y jugos de frutas cítricas. Debido a la forma en que el cuerpo obtiene L-carnitina, el consumo de vitamina C es más importante para su producción que el consumo de L-carnitina de la dieta. La evidencia revela que una leve deficiencia de L-carnitina es común, pero los problemas serios son raros en los países industrializados.

Más galerías de fotos



Escrito por jacobs | Traducido por silvina ramos