¿Los laxantes te hinchan?

Dificultad para defecar, heces poco frecuentes y heces duras, son signos de estreñimiento. Esta condición puede dar lugar a varios minutos de pujar y esforzarte en vano. La incomodidad de esta situación puede llevarte a tomar un laxante de venta libre. Pero el alivio puede venir con un precio: la hinchazón del estómago.

¿Qué es un laxante?

Los laxantes son medicamentos que ayudan a aliviar el estreñimiento. Según la SUNY Upstate Medical University, están disponibles seis tipos de laxantes: formadores de volumen fecal, estimulantes, salinos, lubricantes, hiperosmóticos y laxantes suavizantes de heces. Los laxantes formadores de masa fecal hacen las heces más grande, causando que se muevan a través de los intestinos. Los salinos, los hiperosmóticos y los ablandadores de heces aumentan el contenido de agua en el intestino, aliviando el estreñimiento. Los laxantes lubricantes utilizan sustancias oleosas como el aceite mineral, para que sea más fácil tener una evacuación intestinal.

Efectos secundarios

Los laxantes, como la mayoría de los medicamentos, tienen una lista de efectos secundarios que pueden aparecer después de su uso. La hinchazón abdominal es uno de estos efectos secundarios. Según el Barnard College, cuando tomas un laxante, éste disminuye el suministro de agua en tu cuerpo, causando deshidratación. Como resultado, tu cuerpo lucha por retener el agua. Esta retención de agua causa la hinchazón. Aparte de este problema, el uso de laxantes también puede dar lugar a calambres abdominales, gases, aumento de la sed y en algunos casos, diarrea.

Abuso de laxantes

Los laxantes son sólo para uso a corto plazo, es decir menos de una semana. El abuso crónico de laxantes puede causar una serie de complicaciones en la salud, tales como desequilibrios de electrolitos. Además, Washington and Lee University (Universidad Lee) explican que el uso excesivo de laxantes puede provocar que los intestinos no respondan, cálculos renales, fatiga, mala absorción, úlceras de estómago y dolor abdominal severo. El abuso de laxantes también puede causar hinchazón en la cara, estómago, manos y pies y tobillos. El abuso continuo no resuelto incluso puede provocar la muerte.

Después de los laxantes

Si has confiado en los laxantes para aliviar el estreñimiento durante más de una semana, puedes experimentar los síntomas de abstinencia después de interrumpirlos. De acuerdo con Brown University Health Services, estos síntomas de abstinencia pueden durar entre una y tres semanas. Durante este tiempo, puedes experimentar mayor estreñimiento, retención de líquidos e hinchazón. La retención de líquidos y la hinchazón pueden causar aumento temporal de peso. Si estos síntomas continúan por más de tres semanas, consulta con tu médico.

Más galerías de fotos



Escrito por jonae fredericks | Traducido por rafael ernesto díaz