Cómo lavar tu rostro con manzanilla

Puedes lavar tu rostro con manzanilla para aprovechar sus propiedades suavizantes y curativas. Existen muchas variedades de manzanilla, todas con un centro amarillo en forma de cono, que contiene los elementos activos de esta hierba, según indica "El libro completo de hierbas" ("The complete book of herbs"). Stephanie Tourles, autora de "Recetas orgánicas de cuidados del cuerpo" ("Organic body care recipes"), señala que la manzanilla es buena para todos los tipos de piel. Puedes usar un lavado facial de manzanilla para suavizar tu piel. También puedes usarlo para tratar la piel inflamada y problemas como acné, eczema y psoriasis. Una infusión de manzanilla puede funcionar como tonificador para la piel.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Para un tonificador de manzanilla:
  • 2 tazas de agua destilada
  • 1 cucharada de flores secas de manzanilla
  • Filtro de café
  • Colador de malla de alambre
  • Contenedor de 8 onzas (226,8 gramos) de capacidad con tapa.
  • Para un lavado facial de manzanilla
  • Jabón de castilla de 8 onzas (226,8 gramos)
  • 1 cucharada de aceite de almendras
  • 1 taza de infusión de manzanilla
  • 15 a 20 gotas de aceite esencial de manzanilla
  • 1 bol de vidrio grande para mezclar
  • Botella plástica de 16 onzas (454,61 cm³)

Instrucciones

    Tonificador de manzanilla

  1. Hierve el agua destilada y las flores de manzanilla. Retira del fuego y deja en infusión, cubierta, por 20 minutos.

  2. Pasa la infusión de manzanilla por un filtro de café con un colador de malla de metal.

  3. Deja enfriar y reserva una taza para hacer el lavado facial. Guarda el resto en un contenedor de 8 onzas (226,8 gramos) de capacidad con una tapa hermética. El tonificador de manzanilla se puede mantener en el refrigerador por hasta una semana.

    Lavado facial de manzanilla

  1. Mezcla jabón de castilla, aceite de almendras, una taza de infusión de manzanilla y entre 15 y 20 gotas de aceite esencial de manzanilla en un bol de vidrio grande.

  2. Mezcla todos los ingredientes por completo con un batidor de alambre hasta que queden bien unidos.

  3. Aplica una cucharada sobre el rostro y el cuello con un paño o con tus dedos. Enjuaga con agua fría. Aplica el tonificador de manzanilla en el rostro y cuello con una bola de algodón.

  4. Guarda el resto del lavado facial de manzanilla en una botella plástica de 16 onzas (454,61 cm³). Tu lavado facial durará un mes a temperatura ambiente, y hasta un año en el refrigerador. Bate bien antes de cada uso.

Más galerías de fotos



Escrito por brigid rauch | Traducido por azul benito