Cómo lavar tu rostro de forma apropiada

Un rostro bien lavado es básico para la buena salud de la piel y para cualquier aplicación cosmética. En vez de usar fuertes jabones removedores de grasa, debes buscar un limpiador libre de grasas que no irrite tu piel. Usa tus dedos en lugar de paños o esponjas de malla. Sólo removerás las grasas naturales de tu piel, que pueden generar un exceso en la producción de grasas y causar brotes de acné. Si ya sufres de acné, busca un limpiador facial que tenga ácido salicílico. No uses limpiadores con agentes o esferas abrasivas, de acuerdo a acne.org.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Agua tibia
  • Limpiador libre de grasas
  • Toalla suave

Instrucciones

  1. El proceso de lavado empieza salpicando bien tu rostro con agua tibia.

    Tapa el lavabo limpio y llénalo con agua tibia. Usando tus manos, salpica el agua en tu rostro.

  2. Aplica un poco de limpiador libre de grasas en tu mano y frota tus manos mojadas para crear una espuma. Usando las puntas de tus dedos, masajea suavemente la espuma limpiadora en tu piel, empezando en tu frente y llegando hasta el mentón. Presta atención especial a la frente, mentón y lados de tu nariz, ya que estas áreas generan grasas en exceso.

  3. Enjuaga tus manos y aplica un poco más de limpiador sobre tu mano para seguir limpiando tu piel.

  4. Mantén tu rostro limpio con un lavado diario.

    Enjuaga delicadamente tu rostro y asegúrate de remover completamente el limpiador de tu piel.

Consejos y advertencias

  • Lava tu rostro una o dos veces al día. Si usas cosméticos, utiliza un humectante libre de grasas antes de empezar a aplicar el maquillaje.

Más galerías de fotos



Escrito por genevieve van wyden | Traducido por pau epel