Cómo lavar una papa

Las papas son una excelente fuente de vitamina C, y una papa con cáscara aporta 620 miligramos de potasio. Las cáscaras de papa contienen fibra dietética esencial y nutrientes que deben comerse con la papa. Pero asegúrate de limpiarlas bien de cualquier suciedad o residuos antes de prepararlas, cocinarlas y comerlas.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Vinagre
  • Tazón
  • Escurridor
  • Cepillo para tallar
  • Botella rociadora
  • Toalla de trastos

Instrucciones

  1. Llena un tazón grande con agua caliente y añade dos o tres cucharadas de vinagre blanco. El ácido acético del vinagre ayuda a disolver la mugre y a matar los gérmenes de la superficie de la papa. También puedes hacer una solución concentrada para vegetales combinando una taza de vinagre con tres tazas de agua en una botella rociadora.

  2. Pon las papas en la solución de agua. Déjalas reposar por unos cuantos minutos. Alternativamente, puedes rociar cada papa con la solución de vinagre antes de lavarla.

  3. Lava cada papa bajo agua corriente caliente. Usa un cepillo para tallar vegetales para remover cualquier suciedad residual de la cáscara. Enjuaga las papas completamente para retirar el vinagre. También puedes ponerlas en un escurridor para enjuagarlas juntas.

  4. Pon las papas lavadas a secar sobre una toalla para trastos limpia. También puedes secar cada una con una toalla de cocina limpia.

Consejos y advertencias

  • Puedes hacer un cepillo para papas desechable, arrugando un trozo de papel aluminio y usándolo para tallar las papas y limpiarlas.
  • Usa guantes de hule para cocina cuando laves las papas para evitar que se te irrite la piel con la solución de vinagre.
  • Lava las papas y otros alimentos adecuadamente para retirar los restos de fertilizantes químicos y pesticidas.

Más galerías de fotos



Escrito por nadia haris | Traducido por lou merino