Cómo lavar a mano camisas de hombre

Para aquellos acostumbrados a la comodidad de una lavadora, una etiqueta de "únicamente lavar a mano" en la camisa de vestir de los hombres puede parecer un poco intimidante. Mientras que lavar a mano es un trabajo más intensivo en comparación con sólo añadir jabón y apretar un botón, sigue siendo un proceso relativamente simple para mantener la ropa más fina en su mejor apariencia. En general, puedes lavar a mano una pequeña carga de camisas en el tiempo que te toma ver media hora de tu programa favorito de televisión.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Tina o balde
  • Agua
  • Detergente de lavandería
  • Cuchara grande o barra para mezclar
  • Toalla

Instrucciones

  1. Clasifica las camisas en colores oscuros, claros y blancos y lava cada grupo por separado. Voltea las camisas al revés para evitar que se decoloren.

  2. Inspecciona manchas en las camisas. Si encuentras una mancha a base de agua como de una bebida o de sangre, lávala en casa. Si encuentras una mancha a base de aceite como de grasa, aceite o un aderezo grasoso de ensalada, puedes intentar lavarla tú mismo, pero dejar la camisa en las manos de un profesional de tintorería es la opción más segura.

  3. Aplica un quitamanchas para las manchas a base de agua y sigue las instrucciones del producto. Siempre amancilla --nunca frotes-- una mancha. Deja actuar el quitamanchas durante tres minutos o por sus instrucciones, antes de lavar la prenda de vestir.

  4. Lee las instrucciones de cuidado en las etiquetas de las camisas, para determinar la temperatura adecuada de lavado. Llena un balde limpio, lavabo o bañera con agua a la temperatura adecuada. El agua caliente funciona mejor para quitar manchas.

  5. Agrega detergente al agua y revuelve. Para una carga completa de camisas, usa 1 taza; para una camisa, 1 cucharadita de detergente es suficiente. Para una camisa de seda o satén, utiliza solamente un detergente suave. El champú de bebé funciona bien para tejidos delicados y un detergente para mantenimiento el color es el mejor para evitar que las telas oscuras se decoloren.

  6. Remoja las camisas una a la vez en el agua para lavar. Cada vez, saca toda la camisa del agua y luego métela hasta el fondo.

  7. Retira las camisas lavadas en la tina y exprime el exceso de agua y espuma. Sumerge las camisas en una tina de agua limpia. Remoja las camisas hasta que no haya espuma.

  8. Saca las camisas y exprime suavemente el agua. Para exprimir más agua antes de poner a secar las camisas, envuelve cada camisa en una toalla. Presiona la toalla contra la camisa para continuar el secado.

  9. Cuelga o pon completamente las camisas a secar, de acuerdo a las instrucciones de cuidado de la camisa.

Consejos y advertencias

  • Dado que el aceite y el agua no se mezclan, utiliza un polvo seco para absorber una mancha a base de aceite, antes de lavarla. Deja actuar el talco o almidón de maíz sobre la mancha durante al menos 10 minutos, luego raspa el polvo. Trata la mancha restante con un quitamanchas
  • Nunca escurras una camisa de vestir. Escurrir la camisa o exprimirla demasiado fuerte puede estirar la tela.

Más galerías de fotos



Escrito por ivy morris | Traducido por ana karen salgado beltrán