Latidos por minuto en el ejercicio

Tu frecuencia cardíaca es calculada en latidos por minuto. Esto se refiera al número de veces en que tu corazón se contrae por minuto. Puedes aprender como medir tu ritmo y seguir tu progreso al monitorear tu frecuencia cardíaca durante el ejercicio. Calcular tu frecuencia cardíaca es fácil y depende de tus metas del ejercicio. Antes de comenzar un nuevo programa de ejercicios o de decidir qué tan intenso debe ser, consulta con tu médico.

Monitorizar intensidad

Monitorizar tu frecuencia cardíaca durante el ejercicio es muy útil. Primero, te da una idea de qué tan duro te estás ejercitando. Dependiendo de tus metas, puedes aumentar tu intensidad hasta cierto punto. Ver cómo responde tu frecuencia cardíaca al ejercicio te da la retroalimentación que necesitas para determinar si debes trabajar más duro o no.

Monitoriza los logros de condición física

La adaptación del ejercicio regular es la habilidad de realizar la misma cantidad de trabajo con una menor frecuencia cardíaca. Esto ocurre debido a los cambios fisiológicos que ocurren dentro de tu cuerpo como resultado del ejercicio. Tu corazón se vuelve más capaz de bombear más sangre por latido, ofreciéndole a tus músculos la sangre y oxígeno que necesita pero con menos esfuerzo. Un aumentado número de capilares, una frecuencia cardíaca menor, menor presión sanguínea y un mayor volumen de sangre contribuyen a esta adaptación.

Frecuencia cardiaca máxima

El primer paso para decidir cuál debe ser tu frecuencia cardíaca es estimar tu frecuencia cardíaca máxima. La forma más fácil de hacer esto es usando una fórmula genérica para las personas promedio. Tu frecuencia cardíaca máxima puede ser estimada restando tu edad en años menos 220. Por ejemplo, un chico de 20 años debería tener una frecuencia cardíaca máxima de 200 latidos por minuto.

Latidos por minuto en el ejercicio

La velocidad de tu frecuencia cardíaca depende de la intensidad que desees. La American Heart Association recomienda que te ejercites entre el 50 y el 85% de tu máximo. Los principiantes deben comenzar en el rango inferior e incrementar el ejercicio conforme mejore su condición física. Para calcular tu frecuencia cardíaca, simplemente multiplica el decimal del porcentaje al que desees trabajar, dependiendo de tu frecuencia cardíaca máxima. Por ejemplo, el mismo chico de 20 años de la sección anterior desea ejercitarte el 65% de su máximo. Su frecuencia cardíaca máxima es de 200, como ya sabes. Él deberá multiplicar 200 por 0,65 para encontrar que el 65% de su frecuencia cardíaca máxima es de 130 latidos por minuto.

Consideraciones

Puede ser poco práctico para algunas personas monitorizar su frecuencia cardíaca durante el ejercicio. Ciertas medicinas como aquellas prescritas para disminuir la presión sanguínea también pueden afectar tu frecuencia cardíaca. Antes de que comiences un programa de ejercicios, habla con tu médico sobre qué tan duro debes ejercitarte.

Más galerías de fotos



Escrito por laura niedziocha | Traducido por karly silva