Latido anormal del corazón y dificultad para respirar

Un latido cardíaco consiste en la acción de una bomba de dos partes que tarda menos de un segundo, según el Instituto del Corazón de Texas (Texas Heart Institute). Normalmente, el corazón sigue un patrón distinto de latidos que envía correctamente la sangre a través de los vasos sanguíneos y suministra a los tejidos del cuerpo el oxígeno. Cuando el latido del corazón es anormal, se conoce como arritmia. Un latido cardíaco anormal puede causar problemas de salud, incluyendo falta de aire.

Fisiología del latido cardíaco

El corazón contiene su propio sistema eléctrico que es responsable de controlar los latidos del corazón. Este tiene un marcapaso natural llamado nódulo sinoauricular o SA. El nódulo SA envía una señal eléctrica que activa las aurículas, las cámaras superiores del corazón, para que se contraigan. La señal desde el nódulo SA se desplaza entonces desde las aurículas a las cámaras inferiores del corazón, llamadas ventrículos. Cuando la señal eléctrica llega a los ventrículos, hace que se contraigan. Cuando se alteran los sistemas eléctricos en el corazón, el resultado es un ritmo cardíaco anormal.

Las causas de un latido cardiaco anormal

Un número de factores pueden afectar la señal eléctrica del corazón, provocando arritmias que pueden variar de leves a severas. Las arritmias menores generalmente son causadas ​​por el abuso de alcohol, tabaquismo, consumo excesivo de cafeína, aumento de la tensión o ejercicios vigorosos. La causa más común de las arritmias más graves es una cardiopatía específica, incluyendo enfermedad de las arterias coronarias, un funcionamiento anormal de las válvulas cardíacas e insuficiencia cardíaca, según la Academia Norteamericana de Médicos de Familia. Las arritmias leves normalmente sólo causan dificultad para respirar durante una actividad física incrementada. Las arritmias graves pueden causar dificultad para respirar, en ausencia de un esfuerzo físico.

Sangre y oxígeno

Los glóbulos rojos contienen un centro de proteína rica en hierro denominada hemoglobina. Esta es responsable de recoger el oxígeno en el cuerpo y de unirse a los glóbulos rojos. A medida que los glóbulos rojos se mueven a través del cuerpo, entrega este oxígeno unido a todos los tejidos del cuerpo. Los latidos normales aseguran que la sangre circule a través del cuerpo sin problemas para que la sangre pueda entregar eficientemente el oxígeno a los tejidos. Cuando el latido del corazón es anormal, la sangre circula a través del cuerpo de forma errática y el oxígeno no puede ser distribuido a los tejidos correctamente. Esto hace que a los tejidos le falte oxígeno y desencadene falta de aire.

Tratamiento

La falta de aire es tratada mediante la corrección de la causa subyacente de las arritmias. Las arritmias moderadas pueden tratarse con medicamentos que corrigen el sistema eléctrico del corazón y mejoran la respiración. Las arritmias más graves pueden requerir la implantación de dispositivos médicos, tales como un marcapasos artificial, o cirugía. Un marcapasos artificial es un dispositivo electrónico que se coloca en el pecho, cumpliendo la función del nodo SA y ayudando a mantener el ritmo cardíaco normal. Una vez que se mantienen los latidos normales del corazón, la respiración debería volver a la normalidad. La cirugía de bypass puede corregir las condiciones cardíacas subyacentes, como enfermedades de las arterias coronarias, que la estén causando.

Complicaciones

Una dificultad extrema para respirar puede causar mareos y posibles desmayos. Si el suministro de oxígeno a los órganos vitales se reduce de manera significativa, puede dañar a los órganos también. Debido a esto, las personas con arritmias graves deben evitar ejercicios físicos moderados y actividades extenuantes.

Más galerías de fotos



Escrito por elle paula | Traducido por priscila caminer