Cómo hacer que las latas de sopa sean seguras para artesanías para niños

Los lapiceros, alcancías y floreros, son artesanías que puedes hacer con tu hijo con las latas de sopa. Para cuando hayas terminado, tu hijo podría ser el niño más reciclador del barrio. Antes de comenzar con tus deberes de artesano, tómate un momento para asegurarte de que las latas sean seguras para los dedos de los más pequeños y que no haya puntas o piezas que se puedan poner en la boca.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Abridor de latas de borde seguro (o un abre latas normal)
  • Detergente
  • Lima metálica
  • Quitador de adhesivo o lija
  • Toalla de papel
  • Bicarbonato de sodio

Instrucciones

  1. Abre la lata con un abridor de bordes seguros y quita la tapa completamente. Estos dispositivos no dejan bordes filosos ni en la tapa ni en los bordes. Si no tienes uno, puedes quitar la tapa con un abre latas regular. Vierte el contenido de la lata y lávala bien con detergente y agua tibia.

  2. Utiliza una lima metálica para redondear los bordes de la parte superior de la lata. Esto quitará los bordes afilados cuando la lata sea abierta. Realiza esto incluso cuando utilices un abre latas de bordes seguros para asegurarte de que la lata sea segura de manejar por niños. Enjuaga cuidadosamente la lata para descartar los bordes metálicos.

  3. Quita la etiqueta de papel de la lata, esta puede ser un riesgo de ahogamiento en las bocas pequeñas. Si la etiqueta no se sale fácilmente, moja la lata con agua tibia de 10 a 15 minutos. Ahora la etiqueta debería salirse sin resistencia.

  4. Utiliza tus dedos para quitar todo el pegamento posible de abajo de la etiqueta de papel. Esparce un poco de quitador de adhesivo no tóxico en la lata y frota el resto del pegamento. Si no tienes ningún quitador de adhesivo, utiliza la lija para suavizar el pegamento en su lugar.

  5. Lava la lata con agua tibia enjabonada para quitar cualquier pegamento o residuo de quitador de adhesivo. Sumerge el extremo de una toalla de papel húmeda en bicarbonato de sodio y limpia el interior de la lata para eliminar cualquier olor residual dejado por la sopa. Deja que la lata se seque bien antes de usarla.

Más galerías de fotos



Escrito por rosenya faith | Traducido por sebastian castro