Láser frío para adelgazar

Una alternativa indolora a la liposucción tradicional, el láser frío, puede eliminar la grasa de ciertas zonas de tu cuerpo sin incisiones, anestesias y sin los riesgos asociados a un procedimiento invasivo o a un período de recuperación prolongado. antes de apuntarte con el cirujano plástico más cercano, sin embargo, tómate un momento para pensarlo. El láser frío, llamado Zerona, no es ni un método mágico para adelgazar ni un procedimiento que sirve para todas las personas.

Método

El láser frío no elimina la grasa de por sí, sino que la expulsa de las células adiposas en las zonas determinadas y en el resto del cuerpo. Los fabricantes afirman que el cuerpo luego las elimina naturalmente. El procedimiento no es un eliminador global de grasa pero sirve para zonas determinadas donde tienden a acumularse. El Zerona normalmente consiste en una serie de aproximadamente seis sesiones, cada una con una duración de 40 minutos, en un período de 14 días.

Zonas de aplicación

La cintura, los muslos y la cadera son las zonas ideales para tratar con el láser frío. Otras zonas que podrían beneficiare con este tratamiento son el abdomen, las nalgas, los brazos, la barbilla y los "rollos" rebeldes a los lados del torso.

Ideas equivocadas

El Zerona no sirve para todas las personas. Como este procedimiento vacía las células adiposas pero no las destruye, las personas que lo realizan deben esperar hasta estar dispuestos a hacer cambios en su estilo de vida antes del procedimiento.

Consideraciones

Si bien los resultados a menudo se evidencian una semana después del procedimiento, los resultados a largo plazo dependen de ti. La clave es consumir una dieta saludable, equilibrada y mantener la línea con ejercicio regular. Quienes llevan una dieta saludables, mantienen una rutina de ejercicio regular y están buscando eliminar las zonas rebeldes de grasa son los candidatos ideales como aquellos que deseen comenzar un régimen para adelgazar con un pequeño impulso.

Advertencias

El Zerona tiene muy pocos efectos secundarios. El daño ocular es uno de los riesgos del procedimiento con láser ya que se puede recibir un choque eléctrico si el equipo no está bien conectado a tierra. El procedimiento también podría presentar riesgos para las embarazadas y quienes usan un marcapasos.

Más galerías de fotos



Escrito por ryn gargulinski | Traducido por paula santa cruz