¿Qué es un láser facial?

Molestas manchas marrones debido al daño solar y líneas de expresión se pueden presentar en el lienzo de tu cara, pero eso no significa que tengas que permitir que se queden allí. Un láser facial puede abordar a estos chicos malos, pero este tipo de tratamiento facial no se siente tan relajante como el típico spa facial completo, con masaje y cremas calmantes. La recompensa es que un láser tiene el potencial para ofrecer resultados reales.

Tipos de láseres

Dependiendo de tus necesidades de cuidado de la piel, un especialista en estos cuidados o dermatólogo elegirá el láser adecuado para tu piel. Los láseres no ablativos trabajan para hacer frente a las imperfecciones de la piel sin causar mucho daño a la superficie de la misma. Los láseres ablativos, por otra parte, funcionan para hacer frente a las imperfecciones, pero son más agresivos. Estos pueden requerir tiempo de inactividad, como una cirugía. Por otro lado, los láseres no ablativos, en muchos casos, no requieren ningún tiempo de inactividad.

Ver resultados

Tanto con los láseres no ablativos como con los ablativos, se necesitará paciencia antes de ver resultados. Con los láseres no ablativos, se puede tardar un par de semanas para ver los cambios, ya que estos tipos de láser se llevan lentamente las imperfecciones, como las manchas de color marrón, de la superficie de la piel. La piel requerirá curación después de ser tratada con un láser ablativo. Con ambos tipos, para lograr los resultados deseados, puede ser necesario más de un tratamiento.

Proceso del láser facial

Antes de comenzar el proceso, un especialista en el cuidado de la piel o dermatólogo limpiará tu cara. Tus ojos pueden ser cubiertos con almohadillas o gafas de sol especiales que impiden que el láser dañe los ojos. Una crema anestésica se aplica a la piel antes de aplicar el láser. Si tú estás recibiendo tratamiento con láser ablativo en todo el rostro, la anestesia puede ser recomendada.

Cambios en la piel

Un láser ablativo elimina las capas de la piel, mientras que un láser no ablativo no lo hace. Ambos tipos de láseres dañan el colágeno. Esto puede sonar como una cosa mala, pero el proceso perjudicial del colágeno envía a tu piel el mensaje de repararse a sí misma mediante la creación de nuevo colágeno. Cuando el nuevo colágeno se forma, la piel aparecerá más saludable y fresca. La piel también puede aparecer más tensa y más rejuvenecida.

Tratamiento

Después de recibir un tratamiento con láser facial ablativo, la piel estará con necesidad de mucho descanso y relajación. La piel puede verse y sentirse en crudo, con picazón y dolor. Las costras pueden formarse en la piel durante el proceso de curación. Es importante no rascarse la piel durante este tiempo, ya que podría causar cicatrices. Un ungüento puede ser proporcionado por tu médico. Elevar tu cabeza en la noche puede ayudar en el proceso de curación. Después de un tratamiento facial con láser no ablativo, la piel puede estar un poco roja y un poco hinchada, pero la aplicación de maquillaje y volver a trabajar se podrá hacer dentro de lo razonable.

Más galerías de fotos



Escrito por pamela miller | Traducido por rafael ernesto díaz