Cómo hacer un lanzamiento de disco poderoso

El lanzamiento de disco es un evento Olímpico que se remonta a tiempos antiguos y que los atletas modernos disputan en diversos niveles de competición, para producir poderosos lanzamientos que demuestran la fortaleza de todo su cuerpo. El poder de los lanzadores de disco se ha incrementado drásticamente con los años; en 1896, un lanzamiento de 29,15 metros era suficiente para conseguir un record olímpico. Pero en el 2004, el record era de 69,89 metros. Un factor primordial en la mejora constante de los estándares de este deporte es el entrenamiento disciplinado e intensivo que los atletas siguen para prepararse para las competencias. Priorizar adecuadamente la combinación correcta de ejercicios es clave si quieres producir lanzamientos de disco poderosos.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Necesitarás

  • Equipo para entrenamiento de fuerza o afiliación a un gimnasio

Instrucciones

  1. Consulta a tu médico antes de tratar de conseguir más potencia en tus lanzamientos de disco. Esta actividad puede ser muy dura con el cuerpo y las lesiones en los hombros y los codos son comunes en los lanzadores. Además, el lanzamiento y el entrenamiento asociado pueden generar lesiones en la parte inferior del cuerpo, especialmente torsiones de rodilla o tobillos. Escucha los consejos de tu médico sobre modificaciones o limitaciones en el entrenamiento y en tu forma de lanzar para evitar nuevas lesiones o agravar las existentes.

  2. Pregunta a tu entrenador o a un lanzador más experimentado que analice tus fortalezas y debilidades. Conocer tus fortalezas e identificar las áreas que debes mejorar te permitirá desarrollar un entrenamiento eficiente y crear una base a partir de la cual podrás medir la efectividad de tus esfuerzos.

  3. Planea un programa de entrenamiento. Prioriza las áreas de debilidad identificadas, realizando ejercicios más largos o más frecuentes para estos aspectos del lanzamiento. Incluye en tu programa sesiones de ejercicios para la parte superior del cuerpo, para la parte inferior y para los músculos del toso. Además, programa tiempos para entrenar el lanzamiento.

  4. Realiza tanto ejercicios de resistencia estándares, como agachadillas, flexiones con banco y remos con mancuernas, así como ejercicios pliométricos. Los ejercicios pliométricos están diseñados para mejorar tu habilidad para generar potencia explosiva mediante acciones como saltos en cuclillas y flexiones con aplauso. Prioriza los ejercicios compuestos, que involucran varios grupos musculares, pues este tipo de actividades funcionales pueden traducirse bien al momento de lanzar.

  5. Trata de mejorar las bases de tus lanzamientos en los días de práctica de lanzamientos. El ángulo de liberación, la forma en la que tomas el disco y otros detalles en apariencia insignificantes pueden tener un efecto profundo en tu desempeño.

  6. Descansa por completo el día antes de la competencia. No realices ningún ejercicio o cualquier otra actividad física estresante. Tener este descanso garantizará que tus músculos no estén muy fatigados para la competencia.

  7. Come bien antes de la competencia. La comida es el combustible para los lanzamientos poderosos. No pruebes comidas nuevas o experimentes con cafeína si no consumes dicha sustancia con regularidad, pues esto puede sacar de balance tu cuerpo.

  8. Permanece relajado, pero enfocado en tu forma y presta atención a los consejos de tus entrenadores. Visualízate teniendo éxito y trata de ignorar las distracciones.

Más galerías de fotos



Escrito por brian willett | Traducido por eduardo moguel