¿Las lagartijas y el velocismo aumentan tu ritmo cardiaco?

Las lagartijas (push ups) y el velocismo son ejercicios eficaces compuestos por elementos aeróbicos y anaeróbicos. Aunque puedes pensar de las lagartijas solamente como parte de un entrenamiento de fuerza, tu ritmo cardiaco aumenta significativamente cuando se realiza una rutina de lagartijas. El velocismo, sin embargo, puede ayudar a desarrollar tu fuerza mientras que proporciona un entrenamiento cardiovascular intenso. Mientras que no hay ninguna indicación definitiva sobre cuál ejercicio aumenta más tu ritmo cardíaco, generalmente el velocismo es más demandante para tu corazón.

Intensidad del ejercicio

Un elemento que tiene un notable impacto en la frecuencia cardíaca es la intensidad del ejercicio. Naturalmente, los ejercicios más intensos elevan el ritmo cardíaco más significativamente. La intensidad del ejercicio puede ser medido como una combinación de ritmo y el peso que debe ser movido (referencia 1). Mientras que esto no es una fórmula científica, casi cada tipo de ejercicio físico se compone de estos dos elementos, excepto los ejercicios isométricos, que se realizan en una posición estática. Si consideras que un ejercicio es intenso depende de tu condición física y lo cansado que te sientes después de realizar el ejercicio.

La mecánica de las lagartijas

Las lagartijas requieren que levantes el peso de tu cuerpo usando tus brazos, pecho y hombros, así como los músculos de tu torso para ayudar a estabilizar tu cuerpo. Esta maniobra se realiza generalmente a un ritmo lento o moderado. No necesariamente es el ritmo de las lagartija lo que eleva tu ritmo cardíaco, sino más bien la cantidad de estrés colocado en tus músculos. Puedes notar que tu ritmo cardíaco se elevará aún incluso si el ejercicio se realiza a un ritmo lento. Las lagartijas son un ejercicio de fuerza que se basa principalmente en tu sistema anaerobio y no tu sistema cardiovascular (referencia 2). Mientras aumenta tu ritmo cardíaco durante las lagartijas el aumento es típicamente menor que durante el velocismo.

La mecánica del velocismo

Correr implica mover los brazos y las piernas hacia atrás y hacia adelante vigorosamente. La cantidad de energía necesaria para propulsarse hacia adelante tan rápido como puedas es muy demandante para tu cuerpo. Tu ritmo cardíaco aumenta casi inmediatamente después de arrancar en una carrera para suministrar el oxígeno que requiere de tu cuerpo. En general, correr aumenta el ritmo cardíaco más y más rápidamente que cuando haces lagartijas, dependiendo de la distancia de la carrera y el nivel de tu frecuencia cardíaca máxima a la que está funcionando tu cuerpo. El velocismo hace uso de tu condición cardiovascular, lo que significa que tiende a hacer que el corazón funcione más que cuando haces lagartijas.

Vigíla tu ritmo cardíaco

Debes vigilar tu zona de ritmo cardíaco cuando haces ejercicios que son principalmente aeróbicos. Tu zona de ritmo cardíaco se calcula el ritmo máximo. En las mujeres el ritmo cardíaco máximo es restando la edad a 206 y calculando el 88 por ciento del resultado. En los hombres se resta la edad a 220. El ejercicio aeróbico efectivo requiere que ejercites dentro del 65 al 85 por ciento de tu ritmo cardíaco máximo. Habla con tu médico antes de comenzar cualquier actividad física extenuante para asegurarte que estés en condiciones de ejercitar dentro de la zona de ritmo cardíaco adecuada.

Más galerías de fotos



Escrito por dan harriman | Traducido por maria del rocio canales