¿Las lagartijas de diamante trabajan tus tríceps?

Las lagartijas de diamante sin una variación desafiante de las lagartijas con las manos juntas. Todas las variaciones del ejercicio de las lagartijas trabajan los músculos tríceps en cierto modo, pero las lagartijas de diamante no solo desarrollan los tríceps, los músculos traseros de la parte superior de tu brazo, su objetivo son los tríceps por encima de los músculos del pecho y del hombro.

Lagartija de diamante

Una lagartija de diamante hace el mismo movimiento básico que una lagartija regular. La única diferencia es la posición de tu mano y la parte superior de tu brazo. Para una lagartija de diamante, acerca tus manos para que se toquen por debajo del centro de tu pecho. Coloca tus dedos índices y pulgares de manera que apenas se toquen. Esta posición de las manos forma la figura de un diamante en el espacio entre sus manos, eso es lo que le da su nombre a este ejercicio. Mientras bajas tu cuerpo, mantén la parte superior de tus brazos tocando tus costados.

Tríceps

Tus músculos tríceps se componen de tres porciones: la parte larga, la parte lateral y la parte intermedia. La porción larga se origina en tu escápula u homóplato y las otras dos comienzan en el húmero, el hueso de la parte superior de tu brazo. Las tres se unen a tu cúbito, uno de de los huesos de tu antebrazo. Los tríceps son los principales responsables de que puedas extender el codo, o enderezar el brazo.

Músculos trabajados

Mientras empujas hacia arriba durante una lagartija de diamante, extiendes tus brazos enderezando tus codos, haciendo que los músculos del tríceps sean los motores primarios. Pegar tus codos en sus lados reduce al mínimo el movimiento en el hombro, lo que disminuye la cantidad de trabajo que hacer pecho. Sin embargo, el pecho y los hombros delanteros siguen estando activos durante una lagartija de diamante; se convierten en los motores secundarios en vez de los primarios. La lagartija de diamante se enfoca en tu tríceps, pero también trabaja su pecho y hombros delanteros.

Variaciones

Puesto que sus músculos del tríceps son más pequeños y más débiles que sus músculos del pecho, la lagartija de diamante es más desafiante que una lagartija regular. Puedes hacer lagartijas de diamante inclinadas o de rodilla doblada para hacer el ejercicio más fácil, pero aún enfocado en tus tríceps. Coloca tus manos sobre un objeto que esté más alto que tus pies o coloca tus rodillas en el piso para reducir la cantidad de peso corporal que estás levantando y para hacer el ejercicio más fácil.

Más galerías de fotos



Escrito por jolie johnson | Traducido por jorge escobar