Lácteos y moco en los senos paranasales

Cuando tienes exceso de moco o flema en los senos por un virus de resfriado o alergias, no querrás hacer nada que empeore los síntomas. Por lo tanto, durante una infección respiratoria superior, lo mejor es evitar sustancias como el humo del cigarro y el alcohol, lo que puede agravas los síntomas como el escurrimiento nasal y la congestión de los senos. Aunque algunas personas piensan que los productos lácteos pueden empeorar los síntomas del resfriado, esto no es cierto. Los productos lácteos pueden, en algunos casos, ayudar a reducir el moco en los senos paranasales.

Lácteos y producción de moco

Si bien es una creencia generalizada que consumir productos lácteos incrementa la producción de moco y conduce al exceso de moco en el tracto respiratorio superior e inferior, la evidencia científica ha demostrado que esta noción es falsa. En particular, una revisión de estudios publicados por el "Journal of the American College of Nutrition" en el 2005 concluyó que los productos lácteos no están asociados con el incremento de secreción nasal o congestión nasal. El meta estudio señaló que mientras algunas personas sin embargo reportan un incremento de flema al beber leche, estas sensaciones probablemente se explican por el hecho de que la consistencia espesa de la leche es similar a la del moco.

Lácteos y función inmune

Si sufres de una inusual cantidad alta de moco en los senos debido a una infección sinusal o un virus del resfriado o gripe, consumir productos lácteos puede ayudar a reducir el moco excesivo ayudando a tu sistema inmune a combatir las enfermedades subyacentes. De acuerdo a MealsMatter.org, un sitio web mantenido por el consejo de productos lácteos de California, los productos lácteos como el queso contienen ácido linoleico conjugado, una sustancia que ha impulsado la función inmune en los estudios animales. El yogurt y otros productos lácteos cultivados también pueden ayudar a impulsar tu inmunidad durante una infección proporcionando bacterias benéficas llamadas probióticos. Por otra parte, las primeras investigaciones sugieren que la vitamina D en los productos lácteos pueden ayudar en la resustencia del resfriado y la gripe, señala MealsMatter.org (ve la Referencia 2).

Otros beneficios de los lácteos para los mocos en los senos

Además de proporcionar beneficios para impulsar la inmunidad, los productos lácteos ofrecen otras ventajas para tratar la cantidad excesiva de moco en los senos. Por un lado, beber fluidos cuando estás enfermo con un resfriado ayuda a adelgazar el moco, lo que promueve la recuperación. La leche y otras bebidas que contienen lácteos pueden ser usadas para satisfacer tus crecientes necesidades de líquidos cuando estas enfermo. De acuerdo a la investigación publicada por el Science Daily, la leche que contiene electrolitos y otros nutrientes es incluso más hidratante para los niños que el agua. Los productos lácteos congelados como el helado también pueden ayudar a calmar el dolor de garganta asociados con infecciones del tracto respiratorio superior y proporciona nutrición cuando no te es posible comer otra cosa.

Otros tratamientos

Otros tratamientos también pueden ayudar a aliviar el exceso de moco en los senos. Los síntomas del resfriado común pueden mejorar con el reposo, los medicamentos anti-inflamatorios de venta libre como el paracetamol y los medicamentos de venta libre como los descongestionantes. Si tu condición ha progresado a una infección sinusal, sin embargo puede requerir tratamiento médico incluyendo antibióticos. Los institutos nacionales de salud en línea de la enciclopedia médica Medline Plus recomiendan ver al doctor si tus síntomas de sinusitis duran más de 10 a 14 días o si el síntoma empeora después de una semana.

Más galerías de fotos



Escrito por shannon george | Traducido por esther guerrero