Lactante con diarrea, vómito, paladar irritado y pérdida de apetito

La diarrea y el vómito son síntomas comunes de muchas enfermedades y condiciones que pueden afectar a tu lactante. Muchas enfermedades también se asocian con pérdida de apetito, mientras que un paladar irritado o con úlceras generalmente indica una enfermedad más específica. Siempre que tu lactante tenga alguno de estos síntomas localiza a tu pediatra. La diarrea y el vómito excesivos pueden causar deshidratación, una condición grave que puede necesitar hospitalización.

Gastroenteritis infecciosa

El vómito, la diarrea y la náusea son síntomas comunes de una gastroenteritis infecciosa. Esta enfermedad generalmente es causada por un virus, pero también puede deberse a una infección bacteriana grave. La pérdida de apetito es común en la gastroenteritis, y la boca de tu lactante puede irritarse por los ácidos estomacales al vomitar. La gastroenteritis infecciosa es una de las infecciones más comunes en los niños y puede ser peligrosa si ocasiona deshidratación grave. Las infecciones virales normalmente se tratan con reposo y fluidos, mientras que las infecciones bacterianas pueden tratarse con antibióticos.

Influenza

La influenza, o gripe, es una enfermedad contagiosa causada por un virus. La enfermedad puede ser bastante grave, especialmente para los niños chiquitos. Los síntomas incluyen fiebre, escalofríos, garganta irritada, vómito, diarrea, dolor muscular y articular, fatiga y ausencia de apetito. Procura que tu lactante tome muchos líquidos como agua, caldo y bebidas con electrolitos y descanse lo suficiente. El ibuprofeno o el acetaminofen pueden utilizarse para bajar la fiebre. Si los medicamentos para la fiebre no la mantienen por debajo de lo 102 F, tiene dificultad para respirar o se deshidrata, llama a tu médico inmediatamente.

Enfermedad mano-pie-boca.

La enfermedad mano-pie-boca (HFM, por sus siglas en inglés) es otra enfermedad común entre niños pequeños causada por un virus Coxsackie. La HFM causa ampollas dolorosas en la boca que dan como resultado una disminución del apetito. tu lactante también puede presentar un exantema en las plantas y palmas. La fiebre y otros síntomas similares a la influenza, como diarrea y vómito, pueden acompañar a esta enfermedad. Mantener a tu niño hidratado es esencial pero puede ser difícil si se rehúsa a beber o comer. El helado y las paletas heladas tienden a aliviar el dolor en la boca, por lo que puedes ofrecérselos a tu lactante.

Faringoamigdalitis estreptocóccica

La faringoamigdalitis estreptocóccica (strep throat) es una enfermedad común de la infancia causada por una bacteria, específicamente el Streptococcus del Grupo A. El síntoma más común de la enfermedad es una garganta enrojecida y adolorida, generalmente acompañada de falta de apetito, náusea, vómito, diarrea y malestar general. La faringoamigdalitis estreptocóccica puede tratarse con antibióticos, pero como las infecciones virales, por ejemplo la influenza, pueden causar los mismos síntomas, tu pediatra realizará un examen para diagnosticar la enfermedad.

Más galerías de fotos



Escrito por maria hoven | Traducido por karly silva