Lactancia y dietas sin carbohidratos

Cuando estás en período de lactancia, tus elecciones dietarias te afectan a ti y a tu bebé. Si bien es posible perder peso en el período de lactancia, es mejor hacerlo usando un acercamiento equilibrado, en lugar de un acercamiento sin o con pocos carbohidratos.

Problemas de suministro de leche

Recortar los carbohidratos o las calorías repentinamente pueden hacer que tu suministro de leche disminuya, haciéndote luchar por hacer la leche suficiente para las necesidades de tu bebé. Algunas dietas de carbohidratos moderadamente bajos tienen múltiples fases, por lo que podrías saltear las primeras fases demasiado restrictivas y probar con una dieta que te de algunos carbohidratos saludables y las calorías suficientes como para mantener la producción de leche. Busca una pérdida de peso lenta de 1 a 2 libras por semana y evita hacer dieta hasta aproximadamente ocho semanas después del nacimiento de tu bebé. En este momento, tu suministro de leche está completamente establecido, por lo que hacer dieta no desbaratará ese proceso.

Problemas de calidad de la leche

Cuando te embarcas en una dieta drástica, las reservas de grasa de tu cuerpo podrían liberar toxinas almacenadas que podrían entrar en tu leche. Si tu dieta restringe los carbohidratos, también podrían faltarte nutrientes vitales que tu cuerpo necesita para soportar tu salud y la de tu bebé. Las mujeres en una dieta extremadamente restrictiva de carbohidratos suelen comenzar a producir tipos de químicos llamados cetonas y se desconce si las cetonas pueden entrar en la leche o si son peligrosas para un bebé en período de lactancia.

Más galerías de fotos



Escrito por bridget coila | Traducido por paula ximena cassiraga