Kung fu vs. taekwondo

El kung fu y el taekwondo son dos de las artes marciales más conocidas practicadas en todo el mundo. Ambos sistemas ofrecen acondicionamiento físico saludable y un fuerte enfoque mental, pero sus regímenes de entrenamiento emplean diferentes movimientos, ataques y filosofías. Los movimientos que fluyen continuamente del kung fu tiene un marcado contraste con los movimientos sencillos y fuertes del taekwondo, aunque estos estilos comparten el mismo objetivo de repeler los ataques.

Historia del kung fu y del taekwondo

El kung fu se originó en China alrededor del año 2800 antes de Cristo. La página web Martial Arts Info afirma que el templo Shaolin se convirtió en un santuario para muchos de los antiguos guerreros que se habían convertido en monjes. El kung fu no se desarrolló originalmente en el templo, dado que se utilizaba en diferentes estilos de combate en escaramuzas en toda China, pero el hecho es que allí prosperó, con muchos monjes aplicando su disciplina espiritual para perfeccionar el arte marcial y poder utilizarlo para defender el templo de los ladrones. El taekwondo se originó en Corea hace unos 5000 años, y ahora es reconocido como el deporte nacional de Corea del Sur. La Federación Mundial de Taekwondo afirma que el sistema fue desarrollado para entrenar la mente y el cuerpo en el antiguo reino de Koguryo.

Técnicas de golpeo

El kung fu y el taekwondo utilizan técnicas de golpeo muy diferentes. La Academia de Kung Fu de Austin señala que el estilo chino utiliza numerosos golpes rápidos con la mano. Estos pueden ser dados en forma de tajadas con la mano abierta y los dedos extendidos, así como también en forma de golpes con los puños cerrados. El taekwondo pone más énfasis en golpear con las piernas, empleando patadas desde diversos ángulos diseñados para atacar al oponente en las piernas, el abdomen, la clavícula y la cabeza. El kung fu también incluye patadas y el taekwondo técnicas de mano, pero en general el kung fu se centra en la velocidad de las manos, mientras que el taekwondo se centra en la potencia de las piernas.

Estilos de movimiento

El movimiento fluye constantemente en el kung fu, por lo que los combatientes rara vez se detienen un momento sobre sus pies. El movimiento fluido circular puede hacer que los bloqueos y los golpes parezcan suaves, pero éstos se complementan con presiones de las muñecas y los codos, que enfatizan la fuerza. El contundente acercamiento directo del taekwondo se encuentra en contraste con el estilo del kung fu, que es similar a un baile. Las patadas son aplicadas con toda la fuerza y con largo alcance para mantener al adversario a distancia. Cada golpe particular de taekwondo tiene la intención de ser un golpe debilitante que puede poner fin a un conflicto, mientras que el kung fu a menudo combina una serie de golpes cortos para inutilizar al oponente.

Armas

El kung fu incluye técnicas para el uso de 18 armas específicas, como el hacha de guerra, la lanza, el bastón de tres secciones y el látigo de cadena, según la Academia de Kung Fu de Austin. Se cree que muchas de las herramientas utilizadas para la agricultura y la carpintería fueron adoptadas como armas en la antigüedad. El uso de armas no forma parte tradicional del taekwondo. Sin embargo, a través de los siglos, los practicantes del taekwondo comenzaron a entrenarse en el uso del bastón bo y el nunchaku, debido a la influencia de los sistemas de artes marciales de Okinawa y Japón.

Más galerías de fotos



Escrito por jay goldsworthy | Traducido por josé antonio palafox