Kiwi para el desayuno

Escrito por maria christensen | Traducido por yolanda adriana paulín vázquez
El kiwi es una fruta versátil que te da los nutrientes esenciales para un desayuno saludable.

Comer kiwi en el desayuno es una manera dulce, refrescante y saludable de empezar el día. Sólo media taza de kiwi rebanado ofrece los nutrientes esenciales y tanta vitamina C como la mitad de una naranja. Cuando estás apurada, comer kiwi es mejor que saltarte el desayuno, pero para una comida nutricionalmente completa asegúrate de incluir granos enteros y una fuente de calcio, como leche o yogur.

Preparación

El kiwi es una fruta simple y, aunque mucha gente lo pela, no es necesario. Su cáscara es delgada, comestible y con una textura similar a la del durazno. Elige la fruta que sea firme pero ligeramente suave y sin arrugas. Los kiwis inmaduros madurarán en tres o cinco días si los dejas afuera, y puedes almacenarlos en el refrigerador hasta por dos semanas si los pones en una bolsa de plástico. El kiwi rebanado o picado también puede ser congelado.

Entrada

El kiwi es una buena base para un licuado para el desayuno con yogur y jugo de manzana. Utiliza trozos de kiwi congelado para un licuado espeso y frío y añade otras frutas y vegetales para una nutrición extra. Haz del kiwi la estrella de una ensalada de frutas frescas mezclada con menta fresca para un desayuno aromático y lleno de vitaminas o con yogur de limón y granola para un rápido parfait. Mezcla el kiwi en cubos con yogur de vainilla como aderezo para panqueques o waffles, pero cómelo rápido ya que el kiwi puede cortar a los productos lácteos si se deja mucho tiempo.

Productos horneados y panqueques

Los panqueques toman una dulzura añadida y textura cuando se hacen con kiwi picado. Para algo un poco más ligero, usa kiwi para rellenar crepés. Hornea panecillo con kiwi en cubos y usa harina de granos enteros o salvado para un desayuno alto en fibra. Para un desayuno elegante, haz una tarta de kiwi. Hornea una corteza de tarta usando pasta pre-empacada para ahorrar tiempo, o haz la tuya para controlar los ingredientes. Coloca yogur espeso en la corteza fría y adorna con rebanadas de kiwi.

Nutrición

El kiwi contiene sólo 50 calorías en cada porción de 1/2 taza, con 3 g de fibra saludable para el corazón, 1 g de proteína y no tiene grasa, colesterol y sodio. Cada porción provee 140 por ciento de vitamina C que necesitas a diario, así como cantidades cuantificables de vitamina A, calcio y hierro. El kiwi también es una buena fuente de luteína, que ayuda a la salud ocular y puede ayudar a protegerte de las enfermedades cardiacas y algunos cánceres. La Utah State University Cooperative Extension dice que dos kiwis son una mejor fuente de potasio que un plátano.