Kéfir y magnesio

El kéfir es una bebida fementada producida con leche y granos de kéfir, pequeños manojos gelatinosos de caseína cuajada que parecen cogollos de coliflor. Estos granos contienen bacterias de ácido láctico, bacterias de ácido acético y levadura. La bebida ha existido por cientos de años, con sus orígenes en las montañas del Cáucaso en Eurasia. El kéfir puede variar en sabor y composición en base al tipo de leche usada, siendo las posibilidades las leches de vaca, cabra, arroz, soja, oveja o de coco. No obstante, la más usada es la leche de vaca.

Nutrición del kéfir

El kéfir tiene muchas vitaminas y aminoácidos esenciales. Las cantidades de cada componente varían según la leche, los granos de kéfir y el proceso de fermentación utilizado. El kéfir contiene alrededor de 12 mg de magnesio cada 100 g. o alrededor de 3.5 onzas líquidas de la bebida. También es una buena fuente de vitaminas B1 y B12, biotina, calcio, ácido fólico, vitamina K y fósforo. Hay una cantidad de lactosa más pequeña en el kéfir que en la leche normal, lo que puede ser benéfico para las personas con intolerancia a la lactosa.

Funciones del magnesio

El kéfir es rico en magnesio, que es una parte importante de la transmisión neuromuscular; actúa como relajante muscular en el proceso de contracción y relajación. El magnesio es necesario en el proceso de la síntesis de los ácidos grasos y proteínas. También participa en la secuencia de la glucólisis, la secuencia metabólica de la glucosa. Una de las funciones principales del magnesio es la estabilización del trifosfato de adenosina (ATP), la estructura molecular que cumple un papel importante en muchas secuencias metabólicas del cuerpo.

Magnesio y calcio

El magnesio es uno de los tres nutrientes importantes para la salud de los huesos; el calcio y la vitamina D completan el trío. Aunque el calcio es el principal mineral responsable de la estructura y la fuerza ósea, el cuerpo no puede absorberlo sin el magnesio. La presencia de las cantidades adecuadas de magnesio ayuda a suprimir la hormona paratiroides, que sirve para eliminar el calcio de los huesos, llevando a la osteoporosis si no se controla. El kéfir contiene tanto calcio como magnesio, y por lo tanto puede mejorar la salud de los huesos.

Otros beneficios para la salud del kéfir

El consumo regular de kéfir puede ayudar a estimular la salud intestinal debido a los probióticos que contiene. Esto incluye la regularidad del movimiento intestinal y la reducción de los gases y la hinchazón. Una reseña publicada en el número del 2003 de "Pakistan Journal of Nutrition" afirma que las posibles funciones de disminución de tumores, antimicrobiales, de estipulación inmune y de disminución del colesterol del kéfir son temas de varios estudios de investigación. Son necesarias más investigaciones para determinar si el kéfir es en efecto responsable de esos beneficios para la salud.

Más galerías de fotos



Escrito por jessica olin | Traducido por maria eugenia gonzalez