Kabobs de pollo asados

Los kabobs son normalmente asados a la parrilla pero también puedes cocinarlos bajo un asador de horno para una comida rápida al interior. El asador en tu horno se calienta más rápido que la parrilla, especialmente si normalmente utilizas una parrilla de carbón. Los kabobs de pollo condimentados con tus salsas favoritas y especias crean una comida saludable en un pincho.

Preparación

Las pechugas de pollo deshuesadas y sin piel proveen una mejor opción para los kabobs de pollo, ya que no hay huesos que estorben para introducir los pinchos. Este tipo de pollo también es magro para una opción de kabob saludable. Corta cualquier grasa restante antes de cortar la pechuga de pollo en trozos de 1 pulgada. Este tamaño permite que la carne se cocine rápidamente y que permanezca en el pincho. Si planeas incluir vegetales en los kabobs, lávalos, pélalos y córtalos en trozos del mismo tamaño.

Montaje

Los pinchos de madera o metálicos funcionan para los kabobs. Si escoges los pinchos de madera, sumérgelos por lo menos por 30 minutos en agua así no se queman. Introduce el pollo y los vegetales en los pinchos alternando los ingredientes para tener una variedad mezclada en cada pincho. Deja espacios pequeños entre las piezas, así pueden cocinarse más rápido.

Condimentos

Una vez los ingredientes de los kabobs estén en los pinchos, úntalos con una capa ligera de aceite de oliva para ayudar a que se pongan crujientes para prevenir que se peguen. El aceite también ayuda a que los condimentos secos se peguen a la carne. Rocía los condimentos como orégano, sal, ajo, pimienta, albahaca (basil) y perejil (parsley). Una alternativa al aceite es una salsa como el yogur, aderezo para ensalada o salsa barbacoa. Para un kabob de miel y mostaza, revuelve yogur simple, miel y mostaza dijon al gusto. Unta la mezcla sobre los kabobs. Haz un grupo fresco de salsa para cubrir los kabobs de pollo una vez terminen de cocinarse. El grupo fresco previene que el pollo crudo contamine la salsa a través de la brocha.

Cocción

Escoge una bandeja que puedas utilizar dentro del horno. Utiliza un aerosol antiadherente sobre la bandeja, así los kabobs se despegan fácilmente. Los kabobs deben estar a 5 pulgadas de la fuente de calor del asador. Asa los kabobs por cerca de seis minutos por lado. También puedes revisar el pollo al cortar una pieza de pollo para asegurarte de que ya no esté rosa y los jugos estén transparentes.

Más galerías de fotos



Escrito por shelley frost | Traducido por alejandra rojas