Cómo hacer jugo con verduras de hoja con una licuadora común

Las licuadoras y los exprimidores son parecidos porque ambos pueden moler frutas y verduras. Sin embargo, la licuadora generalmente no se usa para exprimir porque no tiene el sistema de filtro que separa la parte sólida del jugo. Las licuadoras tampoco muelen bien las verduras de hoja porque las hojas pueden enredarse alrededor de las cuchillas y pegarse a los costados de la garrafa. Si haces jugo en una licuadora y usas verduras de hoja, como por ejemplo berza o espinaca, debes hacer algunos ajustes para asegurarte de que las hojas se licúen bien.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Verduras de hoja
  • Tijeras de cocina
  • Licuadora
  • Tomate entero, opcional
  • Agua
  • Colador de malla
  • Envase de boca ancha
  • Vaso

Instrucciones

  1. Corta las hojas en pedacitos.

    Corta las hojas en pedacitos con un par de tijeras de cocina. Al reducir su tamaño es menos probable que se enreden en las cuchillas. Omite este paso si las hojas ya son pequeñas.

  2. Vierte una taza de agua común en la garrafa de la licuadora.

    Vierte una taza de agua común en la garrafa de la licuadora, o incorpora una verdura acuosa, como un tomate. El líquido hará que las hojas queden en suspensión para que se muelan en vez de quedarse adheridas a los costados de la licuadora.

  3. Licúa las hojas.

    Añade las hojas de a poco y pulsa la licuadora varias veces para picarlas. Cuando las hojas estén picadas, aumenta la velocidad hasta llegar al nivel más alto para licuarlas. Licúalas durante dos minutos y agrega más agua si es necesario.

  4. Cuela las hojas licuadas.

    Cuela las hojas licuadas con un colador sobre un envase de boca ancha para eliminar lo sólido. Omite este paso si prefieres un jugo más espeso con más fibra.

  5. Jugo de verduras de hoja.

    Desecha lo sólido y vierte el líquido en un vaso.

Más galerías de fotos



Escrito por max whitmore | Traducido por noelia menéndez