¿El jugo de toronja sin azúcar puede hacerte perder peso?

Beber jugo de toronja (grapefruit) sin azúcar puede ayudarte a bajar de peso, de acuerdo a los estudios dirigidos por Ken Fujioka de Scripps Clinic, La Jolla, Calif., y Erin Mulvihill de la University of Ontario. Ambos estudios citan motivos diferentes para la pérdida de peso. El estudio de Mulvihill da crédito a un flavonoide presente en la toronja, mientras que el estudio de Fujioka da crédito a las propiedades de la toronja que reducen los niveles de insulina.

Flavonoide

Para el estudio de Mulvihill se necesitó engordar ratones mediante una dieta a base de manteca de cerdo y azúcar y más adelante se agregó un flavonoide de la toronja a la dieta de los roedores. Los ratones bajaron de peso sin eliminar el azúcar y la grasa de sus comidas. Mulvihill atribuyó esta pérdida de peso al flavonoide y publicó sus descubrimientos en "Diabetes" en octubre del año 2009. Murray Huff, un miembro del equipo de investigación de Mulvihill, declaró en The Toronto Star que se requerirían entre 6 y 8 tazas de jugo de toronja sin azúcar para que las personas obtuvieran beneficios de pérdida de peso similares.

Posible aumento de peso

Si bebieras 8 tazas de jugo de toronja al día, las calorías podrían contrarrestar las propiedades del flavonoide que permiten quemar grasa. Podrías ganar peso en vez de perderlo. El jugo de toronja sin azúcar contiene aproximadamente 96 calorías en 1 taza y aproximadamente 768 calorías en 8 tazas. Si agregas un exceso de 768 calorías a tu dieta diaria es probable que aumentes de peso. Podrías subir 1 libra cada 5 días, o más de 70 libras al año, al añadir 8 tazas de jugo de toronja a tu dieta en base a la fórmula que indica que 1 libra de grasa es equivalente a 3,500 calorías.

Pérdida de peso

De acuerdo al estudio de Fujioka, es posible añadir 3 tazas de jugo de toronja sin azúcar a tu dieta diaria, que representan 288 calorías adicionales diarias, y aún así bajar de peso. En el estudio de Fujioka, publicado en "Journal of Medicinal Food" durante la primavera del año 2006, 91 personas obesas consumieron media toronja, 1 taza de jugo de toronja sin azúcar, una cápsula de polvo de toronja o un placebo antes del desayuno, el almuerzo y la comida durante 12 semanas. Sin realizar otros cambios en sus dietas, las personas que comieron media toronja antes de sus alimentos bajaron cerca de 3.5 libras. Aquellos que bebieron 1 taza de jugo de toronja sin azúcar antes de sus comidas perdieron aproximadamente 3.3 libras. Aquellos que tomaron cápsulas de polvo de toronja bajaron cerca de 2.4 libras, o aproximadamente 3 onzas por semana. El grupo placebo perdió poco más de 1 onza a la semana.

La insulina y la pérdida de peso

Los participantes del estudio de Fujioka que bajaron de peso también redujeron su resistencia a la insulina. Esta sustancia ayuda a tu cuerpo a transportar el azúcar a tus células para ser usada como energía. Si tu cuerpo no responde apropiadamente a la insulina, el azúcar se almacena como grasa en vez de quemarse como energía. Fujioka descubrió que las propiedades de la toronja, del jugo de toronja sin azúcar y de las cápsulas de polvo de toronja ayudaron al incremento de la eficiencia de la insulina, normalizando las concentraciones de insulina y glucosa en la sangre. Si has subido de peso debido a un desequilibrio en tus concentraciones de insulina y glucosa en la sangre, es posible que bajes de peso cuando el equilibrio sea restaurado.

Más galerías de fotos



Escrito por kathryn gilhuly | Traducido por juliana star