Cómo hacer jugo con la raíz de la cúrcuma

Originaria del sureste de Asia, las raíces de la planta de cúrcuma (turmeric) se han usado medicinalmente durante cientos de años. Según el University of Maryland Medical Center, la cúrcuma es un poderoso antioxidante que también actúa como un agente antiiflamatorio. La cúrcuma fresca tiene un sabor similar al jengibre (ginger) y se puede usar para hacer un jugo saludable y sabroso.

Mezclar la raíz

Comienza con cinco piezas de una raíz fresca de cúrcuma. Después de lavarla, ponla en la juguera al menos una vez . Al volver a pasar la pulpa a través de la juguera dos o tres veces te aseguras de obtener todos los nutrientes de la raíz en el juego. Si no tienes una juguera, es posible usar una licuadora o un procesador de alimentos. Vierte el juego de cúrcuma en una jarra. Usa un trozo de estopilla para colar la pulpa restante si así lo deseas.

Agrega limones

Pela uno o dos limones, dependiendo de tu preferencia. Agrega los limones a la juguera, Si usarás un procesador de alimentos o una licuadora, vierte el jugo de limón en la jarra, usando un trozo de estopilla o un colador fino para eliminar la pulpa o las semillas.

Vierte agua tibia

Mientras que la juguera aún está funcionando, vierte media taza de agua tibia a través del conducto. Si usas un procesador de alimentos o una licuadora, agrega media taza de agua tibia a la jarra de jugo.

Agrega un endulzante y agua fría

Agrega unas dos cucharadas de miel sin refinar a la jarra de jugo, pero puedes usar menos o más dependiendo de tus preferencias. Luego agrega una o dos tazas de agua fría a la juguera o a la jarra, dependiendo de tu gusto. Sirve sobre hielo. Almacena el exceso de jugo en el refrigerador, pero debes consumirlo en los dos o tres días siguientes o te arriesgas a que se eche a perder.

Más galerías de fotos



Escrito por forest time | Traducido por alejandra prego