Jugo y polvo de wheatgrass

En una competencia que enfrente el jugo de wheatgrass contra el polvo de wheatgrass, hay varias escuelas de pensamiento que ofrecen su versión sobre lo que es más efectivo. Ann Wigmore, fallecida fundadora del Natural Health Institute de Puerto Rico, recomendaba especialmente consumir el wheatgrass inmediatamente luego de haberlo exprimido de los tallos jóvenes. Otros practicantes de la medicina alternativa piensan que la variedad en polvo es más fuerte porque está más concentrada. Al final, muchos defensores del wheatgrass como agente sanador opinan que no importa la modalidad que consumas, siempre que incorpores algo de él en tu estilo de vida diario.

Historia


El wheatgrass deshidratado fue objeto de los estudios iniciales.

El Dr. Charles Schnabel, un químico agricultor, comenzó a cultivar wheatgrass en el noreste de Kansas en el año 1925. Schnabel le dio wheatgrass deshidratado a pollos y ganado, obteniendo resultados satisfactorios que sugerían una mejora en la salud y productividad. Ann Wigmore continuó exitosamente esta investigación, consumiendo ella misma el wheatgrass y eventualmente usando personas enfermas de su entorno como objetos de estudio. Schnabel comenzó a cultivar wheatgrass para sus experimentos en el noreste de Kansas, pero hoy en día, el wheatgrass se puede cultivar prácticamente en cualquier parte del mundo siempre que sigas los procedimientos adecuados. Durante el invierno, una temperatura de 65 a 75°F es óptima para que tus plantas se desarrollen.

Evidencia científica


Beneficios para la salud de jugo wheatgrass fresco o seco tiene seguidores, así como detractores.

Se han realizado estudios de pequeña escala para determinar la eficacia del wheatgrass. De acuerdo con el NYU's Langone Medical Center, un estudio incluyó a un número de personas con colitis ulcerativa, un trastorno intestinal crónico y a menudo doloroso. A algunos pacientes se les dio un placebo y a otros se les dio wheatgrass. Los pacientes que recibieron wheatgrass reportaron una mejora de sus síntomas, pero el estudio no fue tenido en cuenta. La razón fue el sabor amargo del wheatgrass, que lo hace fácil de detectar, por lo tanto, los pacientes sabían si se les había dado placebo o wheatgrass. De acuerdo con el sitio web de la American Cancer Society, otros estudios, incluso algunos estudios en los que se reportó la reducción del tamaño de un tumor, no fueron considerados confiables por razones similares.

Beneficios reportados


Añadir wheatgrass a licuados verdes lo puede hacer más sabroso.

El wheatgrass contienen sodio, hierro, calcio, magnesio, potasio, selenio y zinc, además de clorofila, vitamina A, C, E, K y vitaminas del complejo B. Todos éstos son nutrientes tradicional y científicamente apoyados como necesarios par una salud óptima. La clorofila hace que la sangre sea más rica en oxígeno. Cuando la sangre tiene más oxígeno, circula mejor y lleva más nutrientes a todas las células de tu cuerpo. Cuando las células tienen más nutrientes, se desempeñan mejor y sientes mayores niveles de energía y beneficios, como una reducción del azúcar sanguíneo, de la presión arterial y una mejora de la habilidad de tu cuerpo para sanar heridas.

¿Jugo o polvo?


Usar jugo o polvo de wheatgrass depende de tu estilo de vida.

Al final, todo es una cuestión de opinión, de estilo de vida y de preferencia. Considera los beneficios de cada uno. El polvo es fácil de echar en tu bebida favorita, dura más que el jugo fresco y si viajas, puedes llevarlo fácilmente contigo para mantener tu régimen. También contiene fibras. El jugo fresco de wheatgrass contiene enzimas vivas que combaten virus y microbios. Si usas jugo fresco de wheatgrass, sabrás exactamente de dónde proviene: o lo cultivas o lo exprimes tú mismo, o bien estás mirando a alguien que lo exprime frente a tus ojos.

Más galerías de fotos



Escrito por rhonda alexander, ms, ma, cft | Traducido por mike tazenda