Jugo de piña y el embarazo

El jugo de piña puede ser una adición saludable a una dieta en el embarazo, en especial, ya que contiene nutrientes vitales que tu bebé en desarrollo necesita para mantenerse sano. Mientras que algunas mujeres embarazadas se preocupan por la seguridad de jugo de piña durante el embarazo, estos temores se basan principalmente en ideas erróneas sobre el efecto de la bromelina, un componente de la piña en el cuello uterino.

Jugo de piña

El jugo de piña se extrae de la piña fresca natural, es una fruta de América del Sur. La piña es rica en vitamina C, también conocida como ácido ascórbico. La vitamina C es un nutriente esencial que ayuda a fortalecer los huesos, la piel, los cartílagos y los tendones de tu bebé en desarrollo. Las mujeres embarazadas necesitan por lo menos 85 mg de vitamina C cada día y el jugo de piña contiene 25 mg por taza. El jugo de piña también ofrece un montón de otros nutrientes, como las vitaminas A y B-6, ácido fólico, niacina, tiamina, riboflavina, ácido pantoténico, hierro, magnesio, potasio y manganeso. La piña fresca podría ser más saludable que el jugo de piña, ya que también contiene fibra dietética.

Seguridad

La piña se ha utilizado tradicionalmente para inducir el aborto involuntario en el embarazo temprano, pero no hay evidencia de que beber jugo de piña cause la pérdida del embarazo. Beber jugo de piña proporciona gran cantidad de nutrientes beneficiosos y calorías que necesitas para ayudar a crecer a tu bebé, por lo que se considera seguro y saludable para una dieta en el embarazo cuando se consume en cantidades moderadas. La acidez del jugo de piña puede causar acidez estomacal en algunas mujeres embarazadas.

Piña y el parto

Algunos cuentos viejos recomiendan consumir piña o jugo de piña como una forma de inducir el parto en el último mes de embarazo. El razonamiento detrás de esta afirmación es que la piña contiene un compuesto llamado bromelina, que podría estimular el cuello uterino para dilatar y diluir. Sin embargo, las cantidades de bromelina que se encuentran en la piña fresca son demasiado pequeñas para tener un efecto notable en el cuello uterino y la mayor parte del contenido de bromelina de la piña, de todos modos se ha perdido al hacer el jugo..

Diabetes gestacional

Las mujeres con diabetes gestacional, una forma de azúcar en la sangre que se desarrolla durante el embarazo, deberían tener cuidado con el consumo de piña u otros jugos. Los jugos de frutas son una fuente más concentrada de azúcares naturales que las frutas enteras y podría provocar que el azúcar se dispare si se consume en grandes cantidades. Si tienes diabetes gestacional, puedes beber jugo de piña como una pequeña parte de una comida que contenga proteínas o fibra, ya que mitigan la respuesta del azúcar en la sangre. Habla con tu médico acerca de cómo incluir jugo de piña u otros jugos en tu dieta, si tienes una dieta en el embarazo de diabetes gestacional.

Más galerías de fotos



Escrito por bridget coila | Traducido por gabriela nungaray