Jugo de limón y agua caliente para perder peso

El agua caliente con limón combina poderosos agentes que mejoran tus posibilidades de perder peso: la potente vitamina C y los antioxidantes del limón y la capacidad para mejorar la digestión del agua caliente. Para preparar esta bebida, calienta agua en la hornilla, deja que se enfríe a una temperatura tolerable y exprime el jugo de un limón fresco. No uses el microondas o el jugo de limón pasteurizado de una botella. Aunque el agua caliente con limón ayuda a establecer condiciones que llevan a la pérdida de peso, este remedio casero no ocupa el lugar de una alimentación saludable y ejercicio ni reemplaza el consejo de un médico.

Diurético y laxante

Una de las razones por la que esta bebida funciona bien es porque los limones son diuréticos, lo que significa que harás algunos viajes más al baño y deshacerte del peso por el agua. Además, el agua caliente con limón ha sido ampliamente propuesta como laxante, según lo informa el Purdue University’s Department of Horticulture and Landscape Architecture. Ayuda a aliviar el estreñimiento ayudando a que las heces sean más blandas. El limón promueve la producción de enzimas digestivas realizada por el hígado. Los beneficios incluyen menos acidez estomacal, hinchazón y eructos. Beber este brebaje con una comida también estimula la producción de jugos gástricos que facilitan la digestión de la comida.

Vitamina C y pérdida de peso

Parte de la razón de los poderosos efectos de esta combinación es el alto contenido de vitamina C del limón. Según un artículo publicado en el “Journal of the American College of Nutrition” en el año 2005, la vitamina C está inversamente relacionada con tu masa corporal. Los investigadores reportaron que el suficiente consumo de vitamina C, contrariamente a la deficiencia de esta vitamina, ayuda a tu cuerpo a desencadenar una serie de reacciones químicas que descomponen la grasa corporal para usarla como energía. Los que están "pobres de vitamina C" son más resistentes a esta reacción.

Metabolismo de las grasas y sensibilidad a la insulina

El número de noviembre de 2008 del “Journal of Biochemical Nutrition” afirma que los polifenoles del limón, las moléculas que se encuentran en las plantas con propiedades antioxidantes, "suprimen significativamente" el aumento de peso, la acumulación de almohadillas de grasa, la excesiva grasa en tu torrente sanguíneo, elevada azúcar en sangre y resistencia a la insulina. Como una fruta cítrica, los limones contienen flavonoides que tienen muchos otros beneficios relacionados con el peso, incluyendo la disminución de la producción del hígado de colesterol y triglicéridos. Los autores sugieren que todas estas propiedades ayudan no sólo con la pérdida de peso, sino en el tratamiento y prevención de la obesidad y la diabetes.

Beneficios del agua caliente

El agua caliente, afirma la Dra. Susan Brown, de BetterBones.com, aumenta la fuerza digestiva. El agua con limón a fuego lento ayuda a estimular el proceso digestivo. Además, beber agua caliente aumenta ligeramente el calor corporal, lo que permite un ligero aumento de la termogénesis, el proceso que tu cuerpo usa para quemar calorías de los alimentos que consumes. Además ayuda con el dolor, el malestar y la hinchazón asociados con el estreñimiento. Ten precaución cuando uses agua caliente para asegurarte de no quemarte.

Efectos secundarios y precauciones

La Purdue University advierte que el uso diario de agua con limón puede erosionar el esmalte de tus dientes. Los dientes pueden incluso gastar las encías con el uso prolongado. Puedes tomar sorbos de agua caliente con limón con un sorbete colocado hacia la parte interior de la boca para que no toque los dientes Además, aunque los beneficios de esta bebida son ampliamente aceptados en la literatura científica, el agua caliente con limón no es un método establecido recetado para tratar ninguna enfermedad.

Más galerías de fotos



Escrito por angela ogunjimi | Traducido por maria eugenia gonzalez