¿Cómo hacer jugo de jitomate hecho en casa con un exprimidor?

Aunque los tomates son miembros de la familia de las frutas, son a menudo considerados y servidos como vegetales. De hecho, son el vegetal más popular en los Estados Unidos. Los jitomates están llenas de antioxidantes y nutrientes, incluyendo potasio, folato, hierro, vitamina C y vitamina A. Son extremadamente versátil, estas frutas se puede preparar y consumir en un número de maneras diferentes, incluyendo jugo. Cuando se preparan adecuadamente, el jugo de jitomate puede ser una bebida deliciosa y nutritiva.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • 3 tazas de jitomates
  • Tabla de cortar
  • cuchillo
  • 3 tallos de apio
  • Exprimidor
  • Jarra
  • Salsa Tabasco
  • 1 cdta. sal
  • 1/2 cdta. pimienta negra
  • Cuchara

Instrucciones

  1. Lava y quita las semillas de 3 tazas de jitomates, o aproximadamente seis jitomates medianos o grandes.

  2. Corta los jitomates en trozos de pequeños a medianos.

  3. Lava y quita los extremos y las hojas de tres tallos de apio

  4. Conecta tu extractor y enciéndelo. Permite que funcione durante unos 10 segundos antes de usar, ya que es el requisito de la mayoría de exprimidores.

  5. Coloca los jitomates en el fondo del extractor de jugos, uno por uno, y baja el émbolo después de cada jitomate para empujarlo hasta el fondo.

  6. Muele los tallos de apio del mismo modo que el jitomate; coloca el apio en el fondo de tu extractor, uno por uno, bajando el émbolo después de cada tallo.

  7. Recoge el jugo en un recipiente suministrado por el exprimidor o colocando un vaso debajo de la boquilla.

  8. Vierte el jugo recogido en una jarra. La mayoría de los extractores tienen un colector de pulpa, lo que te permite descartarla fácilmente si lo deseas. Apaga tu licuadora después de recoger el jugo y antes de empezar a desmontarla para limpiar o recoger la pulpa.

  9. Mezcla de dos a cuatro gotas de salsa tabasco, 1 cdta. de sal y ½ cdta. de pimienta negro en la jarra con el jugo.

  10. Enfría el jugo en la nevera por dos o tres horas antes de su consumo.

Consejos y advertencias

  • Puedes gozar añadiendo el sabor del ajo fresco picado, cebolla picada, perejil o albahaca fresca a tu jugo de tomate. Si es así, coloca estos ingredientes en la licuadora con los jitomates y el apio.

Más galerías de fotos



Escrito por beth rifkin | Traducido por esteban arenas