Jugo de granada y el embarazo

La hidratación durante el embarazo es un asunto serio. Tú y tu creciente feto requieren de 8 a 12 oz (0,2 a 0.3 l) de vasos de agua u otros líquidos cada día. Es posible que necesites más aún si sudas mucho durante el ejercicio o cuando hace calor. Puedes reemplazar una parte del agua que se recomienda en la dieta con el jugo de granada para satisfacer tus necesidades y gusto por lo dulce.

Calorías

Durante el primer y segundo trimestres de tu embarazo, se necesita alrededor de 2.000 calorías por día; debes aumentar el consumo de calorías en el tercer trimestre de aproximadamente 2.200 calorías diarias. Un vaso de 8 oz (0,2 l) de jugo de granada contiene 136 calorías, así que ten cuidado de no beber demasiado en un día; reemplazar toda el agua que necesites con este jugo introduce 1.088 calorías en tu dieta. Mientras que el jugo de granada es nutritivo, durante el embarazo necesitas una dieta variada para obtener las vitaminas y minerales que necesitas.

Vitamina K

Un vaso de 8 oz (0,2 l) de jugo de granada contiene 26,1 mcg de vitamina K, una parte considerable de los 90 mcg de esta vitamina que necesitas cada día durante el embarazo. La vitamina K en tu dieta promueve la coagulación normal de la sangre y la resistencia ósea, tanto en ti como en tu feto, por lo que es importante tomar en cantidades adecuadas. Beber jugo de granada puede ayudar a hacer eso, sobre todo si se consume en una comida rica en vitamina K, como el perejil.

Ácido fólico

La vitamina de ácido fólico es un nutriente importante para las mujeres embarazadas y vaso de 8 oz (o,2 l) de jugo de granada proporciona 60 mcg. Necesitas 600 mcg por día de ácido fólico durante el embarazo, aunque incluso 400 mcg por día es útil para reducir el riesgo de dar a luz a un bebé con defectos congénitos del tubo neural.

Potasio

Incluye 8 oz (0,2 l) de jugo de granada en tu dieta durante el embarazo y tomarás 538 mg de potasio. Las mujeres embarazadas necesitan 4.700 mg de potasio al día. El potasio en este jugo puede ayudar a prevenir calambres en las piernas y también hace que los nervios y los músculos funcionen adecuadamente. También influye en los niveles de líquido en tu cuerpo (ya que el embarazo provoca un aumento en el contenido de sangre, necesitas más potasio).

Beneficios neuroprotectores

Beber jugo de granada durante el embarazo puede proteger al cerebro del feto de una lesión. Un estudio publicado en la edición de junio de 2005 de "Pediatric Research" indica que los ratones fetales de embarazadas modelo alimentadas con jugo de granada antes de sufrir la privación de oxígeno demostraron una menor pérdida de tejido cerebral. Se necesitan estudios en humanos para confirmar estos hallazgos.

Más galerías de fotos



Escrito por nicki wolf | Traducido por juan ignacio ceviño