El jugo de fruta, ¿afecta a los problemas intestinales?

Vivir con síndrome de intestino irritable puede ser incómodo y requerir que vigiles cuidadosamente tu dieta para no agravar el problema. El juego de fruta parece ser una inocua y refrescante fuente de vitaminas y minerales, pero si tienes problemas intestinales, lo ingredientes de tu jugo pueden afectarlos. Dependiendo del tipo de problema intestinal que tengas, los jugos de fruta pueden ser una bendición o una maldición.

Azúcares

El principal componente del jugo de fruta que puede afectar tus intestinos es el azúcar, o los carbohidratos. La fructosa y el sorbitol son azúcares presentes naturalmente en las frutas y tu cuerpo puede no digerirlos bien. Cuando ingieres estos azúcares, las bacterias de tus intestinos las consumen como fuente de energía y excretan gases como subproducto. Esto puede producir dolores estomacales además de los problemas intestinales existentes.

Estreñimiento

Aunque el sorbitol incrementa la cantidad de gas en tu tracto digestivo, puede ser útil para tratar el estreñimiento. El sorbitol lleva agua a tus intestinos y ayuda a eliminar el excremento más rápidamente. También parece tener un efecto sinérgico con la fructosa de tus intestinos. Al evitar la absorción de fructosa, el sorbitol puede incrementar significativamente los movimientos intestinales para aliviar el estreñimiento.

Síndrome de intestino irritable

En su sustancial revisión de 1996 de la digestión del jugo de fruta para "Journal of the American College of Nutrition", Jay Perman señala que los humanos tienen un límite de absorción de carbohidratos como la fructosa y el sorbitol. Si tu cuerpo llega a este límite, el juego tiene el potencial de agravar el síndrome de intestino irritable. También puede agravar la diarrea crónica inespecífica en niños, condición similar a este síndrome. Como cada persona es diferente, no hay una cantidad clara de fructosa o sorbitol que afecte a todos. Sin embargo, un estudio de 1990 sobre estos azúcares mostró que 31 de 70 individuos que sufrían síndrome de intestino irritable informaron síntomas después de consumir 25 g de fructosa y 5 g de sorbitol juntos.

Tipo de jugo

No todos los jugos contienen fructosa y sorbitol en cantidades que afectarán tus intestinos. Por ejemplo, la University of Maryland aconseja evitar el jugo de manzana y el de uva si tienes síndrome de intestino irritable, mientras que expertos del Herbert Irving Cancer Center recomiendan los jugos de ciruelas, manzana y pera como los mejores para tratar el estreñimiento. Los jugos con fructosa pueden afectarte menos si también tienen alto contenido de glucosa, porque esta ayuda a absorber mejor la fructosa. El jugo de naranja es un ejemplo de bebida con fructosa y glucosa. Si tu jugo preferido afecta tus intestinos, puede que tengas que diluirlo con agua o eliminarlo completamente de tu dieta.

Más galerías de fotos



Escrito por ryan haas | Traducido por mariana palma