Jugo de cereza y el síndrome del intestino irritable

El síndrome de intestino irritable, o IBS, es una colección de síntomas en lugar de una enfermedad. Las causas del IBS no son bien entendidas y a veces son multifactoriales, pero los síntomas generalmente incluyen distensión abdominal y dolor, flatulencia, diarrea y reacciones inflamatorias. El jugo de cereza (cherry) tiene una variedad de beneficios para la salud y a menudo se utiliza para combatir la gota y estimular la digestión. Puede ser útil para algunas de las causas del IBS, pero naturalmente contiene sorbitol, que también puede agravarlo. Consulta con tu médico antes de consumir grandes cantidades de jugo de guinda o de cereza.

Sindrome del intestino irritable

El IBS es básicamente un diagnóstico de exclusión, por lo que otras condiciones como la enfermedad de Crohn y el cáncer de colon tienen que ser descartadas primero. Es mejor considerado un trastorno funcional del intestino caracterizado por síntomas abdominales crónicos, inflamación intestinal y alteracion de los hábitos intestinales que no están relacionados con una causa orgánica evidente, según "Human Biochemistry and Disease", por Gerald Litwack. Las causas potenciales de IBS incluyen infección de grado bajo, mala digestión, deficiencia nutricional, alergias alimentarias, intolerancia farmacéutica, inmunidad comprometida, estrés excesivo y desequilibrio psicológico.

Propiedades del jugo de cereza

Las cerezas son una fuente rica en una variedad de vitaminas y minerales como tiamina, riboflavina, niacina, hierro, magnesio y calcio. Según la “Encyclopedia of Natural Medicine", las guindas son conocidas por sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. De hecho, los investigaciones han demostrado que el jugo de guinda funciona de forma similar a las drogas antiinflamatorias no esteroides, pero esencialmente sin efectos secundarios negativos. Los compuestos antioxidantes de las cerezas son llamados antocianinas, que también les dan su color rojo. Debido a su acidez y la capacidad de disolver los cristales de ácido úrico y acumulación del mineral, el jugo de cereza se utiliza comúnmente para combatir la gota, artritis y arterioesclerosis, aunque debes consultar a tu médico si sufres de estas condiciones.

Problemas del sorbitol

Las cerezas contienen naturalmente sorbitol, que es un tipo de azúcar que no es digerida o absorbida por el intestino, según “Advanced Nutrition and Human Metabolism", por Sareen Gropper. Como tal, el sorbitol no digerido actúa como un sustrato de fermentación de las bacterias amistosas en el intestino, que produce gas de hidrógeno y contribuyen al dolor abdominal, distensión abdominal, diarrea y flatulencia. Además, trastorna el balance osmótico del intestino, extrayendo el exceso de agua. El consumo de sorbitol, de fuentes naturales y artificiales, no sólo puede agravar el IBS, sino también puede ser la causa principal. El sorbitol se utiliza como un edulcorante artificial, especialmente en gomas de mascar.

Recomendaciones

El jugo de cereza puede mejorar la digestión, proporciona la protección contra los radicales libres y reduce la inflamación a lo largo del cuerpo, que puede tener beneficios directos para las personas con IBS, dependiendo de su causa. Por otro lado, el sorbitol de las cerezas puede promover algunos de los síntomas que caracterizan al IBS, tales como distensión abdominal y diarrea. Si estás interesado en complementar con jugo de cereza para combatir los síntomas de gota u otras condiciones inflamatorias, comienza con pequeñas cantidades y usa marcas que no contengan ningún agregado edulcorante. Sé especialmente cuidadoso si sufres de IBS y pregúntale a tu médico sobre la dosificación apropiada.

Más galerías de fotos



Escrito por sirah dubois | Traducido por marcela carniglia