El jugo de arándano y la insuficiencia renal

Los arándanos, que son nativos de los Estados Unidos, han sido utilizados desde tiempos pre-Colombianos como alimento y como medicina. Los estadounidenses nativos introdujeron los primeros colonos europeos a las bayas, y los primeros campos comerciales se plantaron a principios de 1800. Hoy, los arándanos pueden encontrarse frescos o secos, en forma de jugo o de cápsula. Muchas de las investigaciones recientes se han enfocado en las propiedades medicinales del arándano, o Vaccinum macrocarpon, y en especial su efecto en el sistema urinario, lo que incluye los riñones y la vejiga, y los tubos que las conectan.

Causas y tratamiento de la insuficiencia renal

El fallo en el riñón, también conocido como enfermedad en el riñón o insuficiencia renal, puede ser aguda o crónica. De acuerdo con Medline Plus, afecta a más de 2 de cada 1.000 personas en los Estados Unidos. Las causas más comunes son la diabetes y la alta presión arterial. Mientras la función del riñón declina, se hace más difícil para estos filtrar los desperdicios del cuerpo. Éstos desperdicios se acumulan en el flujo sanguíneo, ocasionando fatiga, dolores de cabeza, la perdida del apetito, de peso y comezón. Necesitas hacerte un examen de sangre para confirmar el diagnóstico de insuficiencia renal. Esta insuficiencia es una condición severa, que requiere de supervisión médica. Es posible que también necesites medicinas prescritas para tratar las condiciones que la acompañan, como la alta presión arterial, y ser muy cuidadoso con tu dieta. Aunque el jugo de arándano puede formar parte de tu dieta, no previene o cura la insuficiencia renal.

El jugo de arándano y la infección del tracto urinario

Aunque el jugo de arándano no cura la insuficiencia renal, se ha descubierto que previene infecciones en el tracto urinario, o UTI, por sus siglas en inglés. La gente ha pensado durante mucho tiempo que beber jugo de arándano cura el UTI porque cambia la acidez de la orina. Aunque las investigaciones han desacreditado esta idea, estudios recientes indican que un fitonutriente específico que sólo se encuentra en el jugo de arándano evita que cierta bacteria se adhiera a la pared de tu vejiga o tubos del tracto urinario, además de prevenir las infecciones. Desafortunadamente, el jugo de arándano no suelta las bacterías que ya están adheridas a estas superficies, por lo que la bacteria crece, y la infección resultante ocasiona una sensación de ardor al orinar. Cuando esto sucede, necesitas consultar a tu médico. Normalmente, el tratamiento es un antibiótico.

El jugo de arándano y los cálculos en los riñones

Los cálculos en los riñones se forman cuando hay demasiado ácido úrico o calcio en tu orina. La mayoría son pequeñas y se eliminan a través de la orina, pero algunas son más grandes y no pasan fácilmente a través del tracto urinario. Si tienes uno, lo sabrás. Estos ocasionan dolor extremo y continuo en la parte inferior de la espalda o a un lado, náuseas o vómito, fiebre y escalofríos y posiblemente sangre en la orina. El arándano contiene un compuesto llamado oxalato, que puede aumentar el riesgo de formar uno de los tipos más comunes de cálculo de riñón, aunque puede ayudar a disolver un tipo menos común. Si eres propenso a tener cálculos en los riñones, habla con tu médico sobre la inclusión del jugo de arándano en tu dieta.

Otros beneficios de los arándanos

La misma propiedad del jugo de arándano que ayuda a prevenir el UTI también puede ayudarte a evitar ciertas úlceras que se piensa que son ocasionadas por un tipo específico de bacteria. Los arándanos también tienen mucha vitamina C y otras propiedades antioxidantes, por lo que se cree que son beneficiosas en la lucha contra las enfermedades cardiacas y los derrames. Los investigadores están estudiando otras afirmaciones de salud, pero ninguna ha tenido resultados todavía.

Otros riesgos asociados con los arándanos

Además de las posibilidades de ocasionar cálculos en el riñón, el jugo de arándano tiende a adelgazar la sangre, por lo que deberías utilizarla con cuidado si estás tomando medicamentos que tienen este efecto, como la warfarina. Los arándanos contienen ácido salicílico, que es el ingrediente activo de la aspirina. Al igual que la warfina, la aspirina adelgaza la sangre, así que si tomas aspirinas con frecuencia, habla con tu médico antes de agregar arándanos a tu dieta. La mayoría de los jugos de arándano tienen mucha azúcar añadida, por lo que necesitas consumirlos con moderación para evitar ganar peso.

Más galerías de fotos



Escrito por marcia veach | Traducido por mayra nava