Jugo de arándano y embarazo

Según la American Pregnancy Association (APA), aproximadamente 6 millones de mujeres quedan embarazadas cada año solo en los Estados Unidos. Saber qué comer y beber desempeña un papel importante para ayudar a lograr un embarazo saludable y un parto seguro. El jugo de arándano, que contiene una fuerte dosis de vitamina C, proporciona a la mayoría de las mujeres embarazadas una manera fácil de mantenerse hidratada y reducir al mínimo los problemas de salud potencialmente graves.

Características

El jugo de arándano posee ciertas características que pueden ayudar a evitar que las bacterias causen infecciones del tracto urinario (ITU) en las mujeres embarazadas. De acuerdo con Phyllis Balch, consultor certificado de nutrición y autor de "Prescription for Nutritional Healing", el jugo de arándano produce ácido hipúrico en la orina, que promueve un ambiente ácido en el tracto urinario que desalienta el crecimiento de las bacterias que causan infecciones urinarias. El jugo de arándano también hace que las células que recubren las paredes de la vejiga sean más resbaladizas, lo que disminuye la capacidad de las bacterias para adherirse.

Marco de tiempo

De acuerdo con la APA, las mujeres embarazadas son más propensas a sufrir de una infección urinaria entre las semanas 6 y 24 del embarazo. Durante este tiempo, el feto crece rápidamente y ocupa más espacio en el útero. Esto aumenta la presión en la vejiga, lo que puede evitar que la orina salga libremente. La falta de flujo de la orina aumenta tus probabilidades de que las bacterias se multipliquen en la vejiga y causen una infección urinaria. Beber jugo de arándano durante este tiempo puede disminuir tus probabilidades de desarrollar una infección urinaria.

Identificación

A pesar de que beber jugo de arándano puede luchar contra una infección del tracto urinario durante el embarazo, no confíes en él como el único medio para evitar una infección del tracto urinario durante el embarazo. Según el Dr. Michael Broder, profesor asociado con el UCLA’s Department of Obstetrics and Gynecology y autor de “The Panic-Free Pregnancy" los cambios corporales durante el embarazo aumentan tu probabilidad de contraer una infección renal que amenace la vida y de experimentar contracciones prematuras por consecuencia. Una vez que notas los síntomas de ITU, debes hacer una cita inmediatamente con tu obstetra o partera para obtener un diagnóstico y tratamiento rápidos con un antibiótico aprobado para su uso durante el embarazo. Los signos de infección urinaria incluyen dolor al orinar, orina con mal olor u orina con sangre y dolor abdominal.

Advertencia

A pesar tener ciertos beneficios para la mayoría de las mujeres embarazadas, el jugo de arándano puede aumentar el riesgo de padecer algunos problemas de salud, es decir, cálculos renales por el calcio y los oxalatos. Si tienes un historial familiar o personal de cálculos renales, los National Institutes of Health recomiendan limitar el consumo de jugo de arándano durante el embarazo.

Consideraciones

Puedes obtener el máximo beneficio del jugo de arándano durante el embarazo tomándolo solo. Está bien agregar un poco de endulzante si es necesario, como miel o azúcar, pero debes evitar las mezclas de jugos, como el cóctel de jugo de arándano, que reduce drásticamente la cantidad de jugo de arándano que entra en tu sistema. Generalmente, el jugo de arándano solo se vende en los centros de alimentos naturistas.

Más galerías de fotos



Escrito por regan hennessy | Traducido por mayra cabrera