Jugo de aloe vera y estreñimiento infantil

Un niño estreñido es un niño irritable, y el estreñimiento crónico puede dar lugar a fisuras anales dolorosas y heces retenidas. Los padres necesitan dar a sus hijos el remedio más agradable disponible, y algunas personas asumen que el jugo de aloe vera es un laxante seguro totalmente natural. Aunque el jugo de aloe vera es natural, no es necesariamente seguro, en especial para los niños. Tu mejor opción es pedir a tu médico un tratamiento recomendado, el cual dependerá de la causa del estreñimiento.

Sobre el estreñimiento en los niños

El estreñimiento puede ocurrir en los niños como resultado de la tensión ante el entrenamiento de esfínteres, alguna medicación o una dieta baja en fibra. Puedes notar una disminución del apetito, irritabilidad y heces en su ropa interior, y el niño puede llegar a sentir náuseas y tener dolores en el abdomen. Tu médico puede recomendar el remedio adecuado, ya sea a través de medicamentos de venta libre o con receta, pero nunca debes dar al niño un enema o laxantes a menos que el médico lo recomiende específicamente. Aunque los efectos laxantes del aloe vera están científicamente probados, su seguridad todavía está en duda.

Acerca del jugo de aloe vera

El jugo de aloe no son lo mismo que el gel de aloe, el calmante de quemaduras de sol familiar. Mientras que el gel se elabora con el interior pegajoso de las hojas carnosas, el jugo se hace de la hoja entera y contiene látex de aloe, una capa fina entre la piel exterior y la carne interior. Las preocupaciones sobre la seguridad a largo plazo del látex de aloe impulsaron en el 2002 a la U.S. Food and Drug Administration a prohibir el uso de éste en la preparación del laxante de venta libre. Aunque el látex de aloe ya no es un ingrediente aceptable por su cuenta, todavía está presente en el jugo hecho de toda la hoja.

Seguridad

El jugo de aloe vera no es recomendado para el alivio del estreñimiento de ninguna persona, especialmente los niños. Se recomienda no usarlo en los niños simplemente porque su seguridad no ha sido estudiada adecuadamente, y hay alguna evidencia de que puede reducir los niveles de azúcar en la sangre. El jugo de aloe vera puede paralizar parcialmente la pared intestinal, dificultando las evacuaciones, y puede causar cólicos y diarrea en los niños menores de 12 años. Afortunadamente, hay otras opciones de tratamientos disponibles que son más seguras para los niños.

Alternativas

Tu médico puede decirte qué tipo de remedio tienes que usar. En algunos casos, todo lo que se necesita es un simple suplemento de fibra, pero un ablandador fecal o un laxante pueden ser más eficaces en otros casos. The University of Maryland Medical Center recomienda los ablandadores de heces de sena y de cáscara como alternativa al aloe, ya que están relacionados al aloe botánicamente, pero no están asociados con sus efectos negativos para la salud. Animar a tu hijo a comer más frutas y verduras y a beber más agua puede ayudar a prevenir incidentes en el futuro. También se recomienda alentar a los niños a sentarse en el inodoro durante un máximo de 10 minutos después de cada comida para fomentar los hábitos intestinales regulares y desalentar la retención de las heces.

Más galerías de fotos



Escrito por angela brady | Traducido por josé antonio palafox