¿Jugar con muñecas puede afectar el desarrollo de los niños varones?

Jugar con muñecas afectará el desarrollo de un niño, pero no en la forma negativa que mucha gente piensa que lo hará. Jugar con muñecas se asocia generalmente con las niñas, pero eso no significa que los niños no deben o no disfrutan de jugar con muñecas. De hecho, lo que permite que tu hijo juegue con muñecas puede tener beneficios positivos para toda la vida en el desarrollo y la capacidad de funcionar como parte de una familia.

Por qué los niños juegan con muñecas

Muchos niños juegan con muñecas porque les gusta llevar al bebé, empujarlo con un cochecito y pretender alimentarlo. Los niños primogénitos pueden jugar con muñecas como una manera de imitar a su madre si ella acaba de tener un nuevo bebé. Es muy común que los niños y las niñas imiten lo que ven hacer a sus padres, y si un niño ve a su madre alimentar a un bebé, es más probable que haga lo mismo con una muñeca. Los niños que tienen hermanos también pueden jugar con muñecas porque ven a las chicas que se divierten y quieren unirse. Los niños con hermanas mayores pueden jugar con muñecas, simplemente porque eso es lo que han visto en su casa y no conocen nada diferente.

Preocupaciones paternas

Algunos padres al instante se preocupan si ven a su hijo sosteniendo una muñeca en sus brazos. Muchos padres se angustian de que dejar que su hijo juegue con muñecas, que por lo general se consideran juguetes niñas, hará que su hijo crezca siendo femenino o débil. Otros padres se preocupan de que permitir que su hijo juegue con muñecas hará que se convierta en homosexual cuando sea mayor. Según la American Psychological Association (Asociación Americana de Psicología), algunos niños que juegan con muñecas crecen siendo homosexuales, pero el acto de jugar con muñecas, no significa automáticamente que tu hijo va a practicar un estilo de vida gay. En otros casos, los padres podrían preocuparse de que su hijo sea el hazmerreír si juega con muñecas o se avergüenza a sí mismo si alguien se entera de que disfruta de juegos de simulación con muñecas.

Beneficios

Los niños que juegan con muñecas puede ser algo positivo, desarrollando el habla. Cuando tu hijo juega con una muñeca, está aprendiendo cómo ser compasivo, empático y educador. Según un artículo de 2008 publicado en la revista "Mothering" (La maternidad), el aprendizaje de estas características desde una edad temprana prepara el escenario para que tu hijo crezca y llegue a ser un buen padre. Myriam Miedzian, autora de "Boys Will Be Boys: Breaking the Link Between Masculinity and Violence" (Los chicos serán chicos: rompiendo el vínculo entre la masculinidad y la violencia), informa que los niños que juegan con muñecas suelen ser más paciente y comprensivo a medida que crece también.

Consejos y consideraciones

No te apresures a alejar las muñecas de tu hijo si él está disfrutando de su tiempo de juego. Cuando se hace esto, le envías el mensaje de que hay algo mal con él fingiendo estar educando y amando, y que realmente quieres que suceda lo contrario. Proporciona otros juguetes apropiados para su edad, tales como automóviles, camiones, superhéroes y alimentos de juego. De esta manera tu hijo tiene su elección de a que jugar. Una vez que tu hijo vaya creciendo, es posible hablar suavemente con él acerca de jugar con muñecas delante de sus amigos, indica la American Psychological Association. Muchos niños tienden a burlarse de otros que juegan con muñecas, y sin duda quieres proteger a tu hijo de hacer el ridículo. No le digas a tu hijo que jugar con muñecas es malo, y anímalo a jugar con ellas si quiere, pero si está herido por los comentarios de sus amigos, recuérdale que él puede elegir diferentes juguetes en las citas de juego.

Más galerías de fotos



Escrito por sara ipatenco | Traducido por verónica sánchez fang