¿Cómo jugar al fútbol con un desgarro?

Un desgarro puede ocurrir en el hombro o la cadera. Ambos son un problema para los jugadores de fútbol, ​​pero jugar con una lesión en la cadera es casi imposible en el fútbol debido a la corrida y los cambios de dirección requeridos. Jugar con un desgarro en el hombro puede ser muy doloroso, pero es posible y jugadores como Ellis Hobbs del equipo New England Patriots de fútbol lo han hecho. De acuerdo con Johns Hopkins Medicine, el desgarro del hombro recibe un trato diferente en función del tipo y el nivel de la lesión.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Instrucciones

  1. Visita a tu médico para determinar el alcance de tu desgarro del labrum y confirmar el diagnóstico con una resonancia magnética o una tomografía. Tus opciones de tratamiento y tu capacidad para seguir jugando dependerán en gran medida de la gravedad de la lesión. Johns Hopkins señala que los pequeños desgarros generalmente no requieren tratamiento, pero las lesiones con inestabilidad o problemas en el tendón del bíceps requieren cirugía.

  2. Usa un soporte para hombro o un arnés de protección y asegúralo a tu cuerpo o a las almohadillas con cinta para asegurarte de que no se salgan. La protección del hombro limitará el movimiento y ayudará a proteger el hombro de una lesión mayor.

  3. Práctica con la lesión sin tener contacto o golpes completos para evaluar el dolor causado y lo que puedes hacer en el campo. Conoce tus limitaciones antes de jugar para evitar algunas situaciones que podrían causar dolor extremo.

  4. Toma analgésicos prescritos por un médico o antiinflamatorios de venta libre para reducir la inflamación y el dolor en el hombro durante los juegos y las prácticas. Recibirás golpes en el hombro y choques a veces por lo que reduciendo el dolor tanto como sea posible puede hacerte el juego más fácil.

Más galerías de fotos



Escrito por timothy onkst | Traducido por franco castro