¿Cómo jugar al fútbol americano de bandera como mariscal de campo?

La responsabilidad principal del mariscal de fútbol americano de bandera es proteger el balón de los linieros ofensivos. Se inicia con el control de la presión central y haciendo un pase seguro, o mateniendo el balón a punto de lanzar un pase. Manejar la pelota y pasarla se debe practicar todos los días. Un mariscal de campo eficaz tiene la capacidad de leer la cobertura defensiva y hacer pases precisos para abrir receptores. Aprender a aprovechar la debilidad en la defensa viene con la experiencia en el juego. La confianza en la capacidad de hacer buenas jugadas es la clave para ser un buen mariscal de campo en el fútbol americano.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Rueda de bicicleta
  • Cuerda de algodón
  • Jugada de pase corto
  • Jugada de pase largo
  • Jugada de carrera
  • Reversa

Instrucciones

  1. Desarrolla tu precisión de pase al lanzar el balón a través de una rueda de bicicleta suspendida del poste travesaño atada a un trozo de cuerda. Haz una serie de tiros desde 15 yardas de distancia con el neumático quieta, y moviéndolo de lado a lado. Aumenta la distancia de cinco yardas cada serie hasta que seas capaz de alcanzar el objetivo consistentemente. La serie final de pases debe ser a una distancia que sea igual a la jugada de pase más larga en tu arsenal.

  2. Comienza la primera serie ofensiva de un juego con jugadas de pases cortos en ambos lados del campo. Haz pases precisos y, suelta la pelota, ten en cuenta la proximidad de los jugadores de línea defensiva. Desarrolla un sentido de los tiempos del pase defensivo para que sean capaces de lanzar el balón con eficacia antes de que los buscadores pueden alcanzarte.

  3. Usa un buen trabajo de pies para evitar que los defensas te alcancen y corras a un lugar donde tengas una línea de pase clara para identificar el receptor. Detente y prepara tus pies antes de lanzar el balón siempre que sea posible en las jugadas codificadas. Haz un tiro sensible y evita una intervención o rotación a toda costa. Lanza el balón en un lugar donde sólo el receptor tenga la oportunidad de hacer la captura.

  4. Habla con tus compañeros de equipo ofensivos después de cada juego. Esto te ayudará a desarrollar un sentido de vulnerabilidad y fuerza en la defensa. Procesa esta información y llama jugadas que se aprovechen de la capacidad de tus compañeros de equipo para bloquear y hacer capturas en el campo. Aprende a reconocer las áreas del campo trasero defensivo que están abiertos en determinadas situaciones.

  5. Contrarresta un fuerte caza mariscales defensivo llamando a jugadas de carrera al espacio que ese jugador en particular desocupa en la línea de golpeo. Cuando ese jugador defensivo comience a disminuir en previsión de un segundo en su zona, has neutralizado con éxito una de las fortalezas de la defensa.

Consejos y advertencias

  • Repite la jugada llamada y el complemento cuéntalo dos veces en el pelotón.
  • No te sobreexijas, ya que puedes lesionarte.

Más galerías de fotos



Escrito por william machin | Traducido por franco castro