Jugando golf con dolor del nervio ciático

El dolor de la ciática, que es originado por un daño en un nervio específico, se irradia desde la parte baja de la espalda hasta la pierna, haciendo que las actividades físicas sean muy difíciles, incluyendo aquellas de moderado impacto como lo es jugar golf. Aun así, los médicos expertos explican que el mejor tratamiento para la ciática es mantenerse físicamente activo. Por esta razón, las caminatas involucradas en un partido de golf son uno de los ejercicios más beneficiosos que puedes realizar cuando padeces esta condición. Para reducir todavía más el dolor cuando practiques, puedes hacer de los siguientes estiramientos, una parte importante de tu rutina diaria. Si estás realizando estiramientos y caminando con regularidad, pero aún sigues experimentando episodios debilitantes de dolor, habla con tu médico para encontrar otras opciones de tratamiento.

Estiramientos de los isquiotibiales

El estiramiento de los músculos isquiotibiales, que corren a lo largo de la parte posterior del muslo, ayuda a aliviar el dolor de la ciática al reducir el estrés en los músculos de la espalda baja. Los estiramientos se pueden realizar mientras estás acostado en el suelo o sentado en una silla. Incluso si no tienes pensado jugar golf ese día, lo más recomendable es que los practiques dos veces diariamente para obtener el máximo beneficio. Para estirar los músculos isquiotibiales mientras estás en el suelo, levanta una pierna en el aire y ve enderezándola lentamente, hasta que la planta del pie quede de frente al techo. Dale apoyo a tu pierna colocando las manos entrelazadas detrás de tu muslo y mantén la posición durante 10 y hasta 30 segundos. Repite con la otra pierna. Para llevar a cabo el estiramiento en una silla, siéntate y estira la pierna hacia adelante de ti con tu pie plano hacia el frente. Mantén la espalda recta e inclínate hacia adelante.

Estiramientos piriformes

Los estiramientos piriformes trabajan localizadamente el músculo piriforme que se encuentra en la zona de los glúteos. El fisioterapeuta Ron Miller explica que mantener este músculo estirado ayuda a aliviar el dolor del nervio ciático reduciendo la presión en la pelvis. Para realizar un estiramiento piriforme básico, Miller recomienda que comiences por acostarte en el suelo. Dobla ahora la rodilla y sujeta el tobillo con la mano opuesta. Tira con cuidado de la pierna sin poner demasiada tensión en tu rodilla. Repite el mismo movimiento con la otra pierna. Para obtener el máximo beneficio, aguanta cada estiramiento durante 20 o 30 segundos y repítelo entre cinco y 10 veces con cada pierna.

Estiramientos de la espalda baja

Hay dos formas de realizar estiramientos de la espalda baja cuando se trata de combatir el dolor de la ciática. La primera requiere que te acuestes boca abajo y que uses tus manos para levantar suavemente el pecho y la parte superior del cuerpo del piso. Inclina la cabeza hacia atrás de modo que termines viendo al techo. Mantén la posición durante unos 15 segundos. Para la segunda técnica, ponte de rodillas y trata de levantar la espalda hasta darle forma de arco y separarla lo más que puedas del suelo. Cada vez que realices este estiramiento, trata de mantener la espalda en posición de arco durante 15 segundos.

Ejercicio aeróbico de bajo impacto

De acuerdo con el Dr. Stephen H. Hochschuler y el United Kingdom's National Health Service, el ejercicio aeróbico de bajo impacto disminuye los síntomas dolorosos del nervio ciático ya que promueve la liberación de endorfinas, un tipo de hormonas que son responsables de hacer que tu cuerpo sea menos sensible al dolor. Practicar golf en forma regular puede ayudarte mucho debido a la grandes caminatas involucradas; sin embargo, es posible incrementar el beneficio derivado del ejercicio aeróbico con la incorporación en tu estilo de vida de otras formas de ejercicio de bajo impacto. La natación y los aeróbicos realizados en el agua son buenas opciones.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle kerns | Traducido por pei pei